Público
Público

65 años después del infierno de Auschwitz

La ONU celebra hoy un homenaje con el que celebrará el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto

PÚBLICO.ES / SERVIMEDIA

La ONU celebra hoy un concierto en el Salón de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York (EEUU), con el que celebrará el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto.

Este organismo acordó el 1 de noviembre de 2005 designar el 27 de enero para esta celebración porque durante ese día de 1945 el ejército soviético liberó el mayor campo de exterminio nazi, en Auschwitz (Polonia).

Antes del concierto habrá una ceremonia, en la que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pronunciará un discurso, con el que recordará que "innumerables hombres, mujeres y niños sufrieron los horrores de los guetos y de los campos nazis de la muerte y, sin embargo, de alguna manera sobrevivieron".

"Los supervivientes del Holocausto no estarán con nosotros para siempre, pero el legado de su supervivencia debe subsistir. Debemos preservar sus historias mediante monumentos o mediante la educación, pero fundamentalmente, obrando con decisión para prevenir el genocidio y otros crímenes graves", comentará Ban, en un discurso hecho público con motivo de este Día Internacional.

El Holocausto fue la persecución y el asesinato sistemático

Por su parte, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navy Pillay, indicó en un mensaje que el día de hoy es "un recordatorio de lo que puede ocurrir si se permite que se enconen los prejuicios, el odio y el racismo, o que sean utilizados deliberadamente como arma política".

Según el Programa de Divulgación del Holocausto y las Naciones Unidas, el Holocausto fue la persecución y el asesinato sistemático, burocráticamente organizado y auspiciado por el Estado alemán de aproximadamente seis millones de judíos por parte del régimen nazi y sus colaboradores.

Los nazis, que llegaron al poder en Alemania en enero de 1933, creían que los germanos eran una "raza superior" y que los judíos, considerados "inferiores", eran una amenaza extranjera para la llamada comunidad racial alemana.

De hecho, en 1993 la población judía de Europa ascendía a más de nueve millones de personas, la mayoría de ellos residentes en países que la Alemania nazi ocuparía o dominaría durante la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, en 1945 los alemanes y sus colaboradores mataron aproximadamente a dos de cada tres judíos europeos como parte de la llamada "solución final".

No obstante, en la era del Holocausto las autoridades alemanas persiguieron a otros grupos por su "inferioridad racial", como los romaníes, los discapacitados y algunos pueblos eslavos (polacos y rusos, entre otros), si bien otros grupos fueron perseguidos por motivos políticos, ideológicos y de comportamiento, como los comunistas, los socialistas, los Testigos de Jehová y los homosexuaes.

Más noticias de Internacional