Público
Público

El abogado Pedro Pierluisi, nuevo gobernador de Puerto Rico

El Senado deberá ratificar su cargo la próxima semana. De no hacerlo, podría ser destituido. Cientos de ciudadanos han celebrado en las calles el nombramiento.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El abogado Pedro Pierluisi durante una rueda de prensa tras jurar su cargo como Gobernador de Puerto Rico. EFE/ THAIS LLORCA

El abogado Pedro Pierluisi informó este viernes que ya juramentó su cargo este viernes como el nuevo gobernador de Puerto Rico, después de que su predecesor en el cargo Ricardo Rosselló anunciara que era su sustituto.

Pierluisi es el gobernador número 12 de la historia de la isla y asume el cargo en medio de una crisis política que llevó a la dimisión de Rosselló, el primer mandatario que dimite en pleno mandato.

"Luego de que la Cámara de Representantes de Puerto Rico aprobara el nombramiento de Pedro Pierluisi como Secretario de Estado, se procederá de acuerdo con el estado de derecho vigente", señaló el comunicado.

Aunque aún persisten las dudas sobre la pertinencia de que sea el mandatario de la isla al no haber sido ratificado por el Senado, aunque sí por la Cámara de Representantes.

En su primera conferencia de prensa tras acceder al puesto reconoció que existen dudas legales sobre si es pertinente la confirmación de toda la Asamblea Legislativa o basta con que solo lo haga una de las dos cámaras.

Por ello, anunció, que en caso de que el Senado el lunes no le ratifique, asumiría el cargo la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, segunda en la línea de sucesión. Vázquez, dijo Pierluisi, le ha hecho saber que está en disposición de asumir como gobernadora pese a haber expresado días pasados que no tenía interés en ello.

En este punto, volvió a precisar que se somete al proceso senatorial como gobernador, no como secretario de Estado, "porque ya no lo soy", aunque el presidente de la Cámara Alta, Thomas Rivera indicó que lo debe hacer como secretario de Estado.

En línea con la provisionalidad de su cargo, reconoció que aún no ha hecho la mudanza a la sede del Ejecutivo, en el Viejo San Juan. El primero en la línea de sucesión a gobernador es el secretario de Estado, puesto para el que fue respaldado hoy por la Cámara de Representantes puertorriqueña.

De momento, especificó, será "moderado" en sus decisiones como gobernador, ya que para tomar decisiones esperará a que sea refrendado por completo. Las dudas en la interpretación de las leyes y la Constitución de Puerto Rico han sumido a la isla en un mar de incertidumbre sobre quien iba a asumir el cargo.

Apenas una hora antes de jurar como nuevo gobernador, su nombramiento como secretario de Estado era aún sometido a votación en la Cámara. La mayor parte de la conferencia de prensa de Pierluisi se centró en los aspectos legislativos y legales de su acceso al cargo.

El nuevo gobernador mostró su disposición "inquebrantable" a servir al pueblo, con el que se comprometió a ser "más transparente" y del que dijo que tiene derecho a expresar su descontento en la calle.

"Vamos a trabajar sin parar para que el pueblo se sienta seguro", agregó. "Es muy importante que el Gobierno continúe rindiendo sus servicios sin interrupción, por lo que espero contar con el apoyo de todos los funcionarios del Gobierno al ejercer el cargo de gobernador. El pueblo de Puerto Rico puede estar tranquilo de que su Gobierno está en buenas manos", recalcó.

Además dijo que tiene el respeto de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) y del Congreso estadounidense. La renuncia del anterior gobernador, Ricardo Rosselló, se formalizó hoy después de haber anunciado el pasado 24 de julio que dimitiría tras desvelarse el contenido de un chat privado en el que junto a varios de sus asesores insultaba a varios colectivos como mujeres, LGTB, periodistas, políticos y artistas.

Durante doce días de protestas, en algunas ocasiones lideradas por cantantes como Ricky Martin, Residente, Bad Bunny, Olga Tañón, Sie7e, Tommmy Torres, Nicky Jam y Kany García, entre otros, miles de puertorriqueños salieron a la calle para pedir la renuncia de Rosselló.

Este viernes cientos de ciudadanos han mostrado su jubilo por la oficialización de la dimisión del ya exgobernador, aunque también expresan sus dudas sobre el proceso que ha llevado a la designación de su sucesor. La manifestación es vigilada por una fuerte y amplia presencia policial.