Público
Público

Abusos sexuales La Iglesia chilena publica una guía que prohíbe a los curas "acostarse con los niños" o "besarlos en la boca"

El documento que también impide "dar palmadas en los glúteos" o "tocar el área de los genitales" ya ha sido retirado de circulación.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Iglesia de Chile aclaró una guía que indicaba a los sacerdotes cómo actuar con los niños -Reuters/Carlos Gutierrez

La Conferencia Episcopal de Chile (CECh) publicó un documento dirigido a los sacerdotes en el que se prohíben una serie de acciones propias de abuso sexual hacia niños y niñas. 

El documento, firmado por el cardenal Ezzati, quien mañana miércoles debe presentarse ante la Fiscalía de O'Higgins imputado presuntamente por encubrir abusos sexuales, cataloga como "conductas inapropiadas" el "dar palmadas en los glúteos, tocar el área de los genitales", "acostarse o dormir con los niños" y "besar a los niños en la boca".

Esta guía chilena divulgada por el Arzobispado de Santiago y firmado por el cardenal Ricardo Ezzati ya ha sido retirada de circulación.

El portavoz de la CECh, diácono Jaime Coiro, aclaró que el único documento oficial de la Iglesia católica en Chile sobre el tratamiento de los graves delitos de abuso sexual contra menores de edad y la prevención de los mismos es el texto Líneas Guías "Cuidado y Esperanza", de 2015.

Precisó que ese es el texto que fue promulgado como Decreto en todas las diócesis del país, y al que se ha adherido la Conferencia de Superiores y Superioras Mayores de Congregaciones Religiosas en Chile (Conferre).

Coiro añadió que la Conferencia Episcopal tiene, además, un segundo texto, con carácter de Documento de Trabajo ad experimentum para el período 2018-2021, titulado "Buenas prácticas para ambientes sanos y seguros", que es un registro sistematizado de acciones reconocidas como útiles en el abordaje de la prevención de abusos sexuales.

El portavoz de la CECh explicó, además, que los obispos, en su asamblea plenaria extraordinaria del 30 de julio al 3 de agosto de 2018 se comprometieron a "elaborar e implementar un protocolo de buen trato que buscará fomentar relaciones basadas en el respeto por la dignidad de la persona, en ambientes parroquiales, comunitarios y educativos".

Dijo que está especialmente dirigido a quienes ejercen cargos de autoridad, responsabilidades directivas y a quienes atienden a personas.

También se comprometieron a elaborar "un código de comportamiento para los ministros ordenados. Ambos instrumentos se darán a conocer en abril de 2019" y su proceso de elaboración se encuentra en curso, conducido por el Consejo Nacional de Prevención de Abusos y Acompañamiento de Víctimas, y con la colaboración de otros servicios nacionales del Episcopado.

Según un catastro publicado por la Fiscalía Nacional de Chile a finales de agosto, actualmente hay 119 investigaciones en curso contra 167 personas relacionadas con la Iglesia imputadas y 178 víctimas cuantificadas, 79 de las cuales era menores de edad cuando ocurrieron los hechos.