Público
Público

Acuerdo UE-Mercosur Mercosur, en vilo por los exabruptos de Bolsonaro contra Argentina

En pleno proceso de acuerdo con la Unión Europea, aumenta la tensión en la región. Los diputados de Parlasur no dan crédito: “Va a tener que tragarse sus palabras”.

Publicidad
Media: 4.57
Votos: 7

Jair Bolsonaro, muy cercano a Mauricio Macri, atacó a Argentina y amenazó con abandonar Mercosur tras la victoria de la oposición peronista en las primarias del pasado 11 de agosto | AGÊNCIA BRASIL

Por si tuviera poco trabajo por delante Mercosur en los próximos meses, ahora sus cimientos han comenzado a temblar debido a las amenazas brasileñas de abandono del bloque. El momento es, probablemente, el más delicado posible: en pleno proceso de acuerdo comercial con la Unión Europea.

Alberto Fernández, vencedor de las elecciones primarias en Argentina, y gran favorito para asumir la presidencia tras las próximas elecciones del mes de octubre –con Cristina Kirchner como candidata a vicepresidenta–, quiere analizar con detalle el acuerdo. Tiene dudas, como buena parte de la población. Bolsonaro no se lo ha perdonado.

Lo primero que hizo el presidente brasileño fue trazar una semejanza entre el éxodo de refugiados venezolanos por la frontera con el estado de Roraima, el más pobre de todo Brasil, y lo que pudiera suceder con posibles refugiados argentinos: “Podemos tener en Río Grande del Sur [frontera con Argentina] un nuevo estado de Roraima”.

El ministro de economía brasileño amenazó con retirar a Brasil del Mercosur si Argentina “crea problemas”

Según sus cálculos, si Macri pierde el poder, y ante el “riesgo de tener una catástrofe económica allí, en Argentina, como tuvieron en Venezuela”, automáticamente se produciría “una invasión de argentinos aquí, y no queremos eso para nuestros hermanos”. A continuación, siguiendo el paso marcado por su ministro de economía, Paulo Guedes, amenazó con retirar a Brasil del Mercosur si Argentina “crea problemas”.

El Parlasur, cámara parlamentaria de Mercosur, se quedó en vilo. Público ha entrado en contactos con diputadas y diputados representantes de los países del bloque, para dimensionar la respuesta institucional. La argentina Cecilia Britto, del Frente para la Victoria, procede de la provincia Misiones, la que precisamente sirve de frontera con Brasil. Considera los exabruptos de Bolsonaro “un insulto a nuestros pueblos”. Subraya que “Argentina es un país federal que ha concurrido legítimamente a las elecciones. Repudiamos la actitud de Bolsonaro”.

Le inquieta a la diputada argentina que se coloque en entredicho la reputación de Mercosur, que “se asienta sobre dos patas: la democracia y los derechos humanos, y esto es un casi un atentado a la democracia, una amenaza al electorado argentino”. Pero no le extraña viniendo del presidente brasileño: “Sentimos que Bolsonaro tiene en su agenda permanentemente una violación sistemática de los derechos humanos”.

Brasil es el presidente temporal de Mercosur durante este semestre. En la cumbre de julio en Santa Fe (Argentina) se oficializó el traspaso de poderes | PRESIDENCIA REPÚBLICA

Intenta defender el honor de Mercosur también la parlamentaria uruguaya Lilian Galán (Frente Amplio): “Los mensajes de Bolsonaro, son gravísimos, beligerantes, inapropiados”. Se lamenta Galán de que el líder ultraderechista ponga en peligro el futuro del bloque, “que viene trabajando hace veinticinco años por ampliar su campo de acción más allá de lo comercial, hacia las políticas sociales y la sociedad organizada”.

Britto lo califica de “atentado al derecho internacional”, pero confía en que la salida sea imposible de materializar

A pesar de las dudas que lógicamente suscitan la actitud de Bolsonaro, las dos diputadas no acaban de creerse las intimidaciones que llegan desde su vecino del norte. Britto lo califica de “atentado al derecho internacional”, pero confía en que la salida sea imposible de materializar, porque “hay intereses mucho más importantes, sería una actitud absolutamente irresponsable”.

Galán considera a Bolsonaro “un mono con revólver”, que dispara contra todo, “contra Noruega, contra Alemania”, pero que está muy controlado por los poderes brasileños, “los institucionales y los económicos. Al poder económico brasileño no le conviene dinamitar Mercosur”.

Frente a los arrebatos discriminatorios: cordura, serenidad e inteligencia. “Va a tener que tragarse sus palabras”, avisa Cecilia Brito desde Argentina, “porque Alberto Fernández no tiene la mínima intención de romper ninguna alianza”. Galán, la diputada uruguaya, por cierto, comparte las dudas de Fernández respecto al acuerdo con la Unión Europea: “Hoy en Mercosur está en juego la democracia. Las fuerzas conservadoras [Macri, Bolsonaro] se han apurado a firmarlo aunque hay asimetrías muy importantes. El acuerdo aún no lo conocemos bien, y las multinacionales europeas vienen para acá”.

La argentina ha presentado al Parlasur una declaración oficial contra Bolsonaro, que espera sea refrendada

Cecilia Britto ha presentado al Parlasur una declaración oficial contra Bolsonaro, que espera sea refrendada por la mayoría de sus colegas parlamentarios. En el documento, además, expresa su “profunda preocupación por la inacción del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina, al no cumplir con sus deberes institucionales”.

Reuniones en Brasilia para apaciguar los ánimos

Se da la circunstancia de que Brasil ejerce como presidente temporal de Mercosur durante este semestre. Siguiendo con la agenda previamente definida, hasta la capital brasileña se ha desplazado la mesa directiva de Parlasur para afrontar una serie de reuniones que se antojaban claves en el intento de apaciguar los ánimos en la región. El objetivo, en palabras de Daniel Caggiani, presidente de Parlasur, es servir de “puente que ayude al entendimiento de los gobiernos más allá de sus diferencias en el plano ideológico”.

Brasil ejerce como presidente temporal de Mercosur durante este semestre

Acompañaron a Caggiani, formando parte de la delegación de Parlasur que aterrizó en Brasilia, Walter Nostrala (Argentina); Arlindo Chinaglia y Celso Russomanno (Brasil); Tomas Bittar, José Torres y Manuel Morínigo (Paraguay); Luis Gallo (Uruguay), y Luis Emilio Rondón (Venezuela). Los parlamentarios se reunieron con dos miembros del Ejecutivo brasileño: el vicepresidente, el general Hamilton Mourão, y el ministro de relaciones exteriores, Ernesto Araújo. Sin embargo, nada les calmó tanto como la media hora que pasaron con el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia (del partido Demócratas), este martes 20 de agosto.

El presidente de la Cámara de Diputados brasileña, Rodrigo Maia, se desmarcó ante la mesa directiva de Parlasur de las declaraciones del presidente Bolsonaro | AGÊNCIA BRASIL

El líder de los diputados paraguayos, Manuel Morínigo, miembro de la mesa directiva del Parlasur, ha detallado el encuentro para este periódico. Asegura que el presidente de la Cámara de Diputados comenzó dirigiéndose expresamente al representante argentino, Walter Nostrala, para, hablándole en nombre de toda la institución, desmarcarse de las palabras de Jair Bolsonaro. “Dijo que el Parlamento brasileño jamás va a tener una posición que discuta los asuntos internos de los demás países”, señala Morínigo. Y que el respeto es la línea de acción política de la Cámara que él preside”.

Reconoce el diputado paraguayo que habían comenzado el viaje “bastante inquietos” tras las salidas de tono de Bolsonaro, las cuales él define como “declaraciones profundamente desafortunadas, agresivas, impertinentes, que en nada contribuyen al proceso de integración de Mercosur”. Tras la recepción con Rodrigo Maia se quedaron todos algo “más tranquilos”.

Las tiranteces con Brasil, eso sí, no acaban aquí. Hay temas que cuesta mucho trabajo desbloquear: la adhesión completa de Bolivia al bloque avanza más despacio de lo que les gustaría a la mayoría, y lo mismo sucede con los Fondos de Convergencia Estructural del Mercosur (FOCEM), necesarios para corregir desigualdades entre los diferentes miembros.