Público
Público

Acusan de fraude al presidente de Sri Lanka

Rajapaksa se da por vencedor. Los militares rodean las oficinas del líder de la oposición

PÚBLICO.ES/EFE

El presidente de Sri Lanka, Mahinda Rajapaksa, se autoproclamó hoy vencedor en los comicios presidenciales del martes en los que asegura haber logrado casi el 60 por ciento de los votos. A falta de datos de la Comisión Electoral, la web de Rajapaksa anunció la victoria, mientras el principal opositor, Sarath Fonseka, asegura que el Ejército está intentando detenerle y acusa al presidente de fraude electoral.

"El Gobierno ha ordenado que el general Fonseka y su familia sean arrestados con efecto inmediato. Miembros armados del Ejército se han desplegado y ahora rodean el hotel y esperan la orden final para arrestar a todo el mundo", asegura la oficina del candidato en su comunicado. En un comunicado, la oficina de Fonseka calificó también de "manipulados" los resultados electorales de los comicios presidenciales.

Fonseka se encuentra junto a los gestores de su campaña en el hotel Cinnamon de la capital ceilanesa, desde donde está siguiendo el recuento de los comicios celebrados ayer, los primeros desde el fin de la guerra contra la guerrilla tamil. Según la oficina del opositor, las elecciones han sido "manipuladas sistemáticamente por el Gobierno", al que acusó de haber puesto bajo arresto al jefe de la Comisión Electoral para "suprimir" el resultado electoral.

"Todos los resultados emitidos hasta ahora están manipulados. No confiéis en los resultados que se os presentan, no son oficiales", advirtió el candidato, que instó también a entablar contactos diplomáticos para evitar que el actual Gobierno "secuestre la democracia y la libre voluntad del pueblo".

Mientras tanto, el Ejército lo niega todo. Udaya Nanayakkara, portavoz de los militares, aseguró que "sólo" están buscando a los desertores. "Queremos que los desertores salgan y se rindan", dijo.

El portavoz rechazó con contundencia que las tropas tengan la intención de detener al candidato opositor y a los miembros de su familia que lo acompañan. "Esto no es verdad. No hemos recibido ninguna instrucción de detener ni a Fonseka ni a su familia", dijo Nanayakkara, para añadir que si el candidato quiere salir del hotel le estará permitio.

También dijo que, a pesar del cerco militar, están abiertos los accesos y salidas del hotel a las personas que quieran entrar o salir. De acuerdo con esta versión, la oficina de campaña del candidato opositor tiene reservadas en el hotel hasta un centenar de habitaciones en las que se encuentran unas 400 personas.

Fonseka era el jefe del Ejército que, en mayo de 2009, acabó con la guerrilla tamil tras 25 años de lucha. Tras ser arrinconado por el Gobierno optó por disputarle a Rajapaksa la Presidencia en estas elecciones.

Más noticias de Internacional