Público
Público

Afganistán Alemania seguirá intentando evacuar personas de Afganistán después de la salida de EEUU el 31 de agosto

Angela Merkel anuncia 600 millones de euros en ayuda humanitaria a los que más lo necesitan, tanto en Afganistán como en los países vecinos donde busquen seguridad, refugio y perspectivas.

Angela Merkel en el Bundestag.
Angela Merkel en el Bundestag. Michele Tantussi / REUTERS

La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó que el fin del actual puente aéreo en Afganistán en unos días no debe ser el final de los esfuerzos para sacar del país a las personas que necesitan protección.

Al intervenir en una declaración de gobierno sobre Afganistán en el Bundestag (cámara baja), Merkel hizo esta observación tras indicar que el presidente de EEUU, Joe Biden, mantiene su objetivo de retirar sus tropas del aeropuerto de Kabul el 31 de agosto.

"El final del puente aéreo en unos días (...), no puede ser el fin de los esfuerzos para rescatar a todas las personas que precisen protección", afirmó la canciller apenas diez días después de que los talibanes tomasen el poder en Afganistán con su entrada en Kabul, lo que desató una operación de emergencia.

Merkel subrayó que la operación de evacuación deber continuar "tanto como sea posible" para "posibilitar la salida" de Afganistán a todas los afganos que se han posicionado por la democracia, el estado de derecho y el desarrollo y ahora, por ese motivo, se sienten amenazados por los talibanes.

Defendió en este punto los contactos que representantes del Gobierno alemán están manteniendo con los talibanes para facilitar la salida de los colaboradores locales de Afganistán, algo que los islamistas han prohibido.

El dispositivo alemán

La canciller señaló que actualmente todas las "fuerzas" y toda la "atención" están volcadas en la operación de evacuación alemana, por la que ya más de 4.600 personas de 45 naciones ("casi la mitad de ellas mujeres") han salido de Afganistán, entre ellas 3.700 afganos.

Agregó que otra cuestión importante es prestar ahora ayuda humanitaria a los que más lo necesita, tanto en Afganistán como en los países vecinos donde busquen seguridad, refugio y perspectivas.

Para ello, Alemania está dispuesta a destinar además de los 100 millones de euros de ayuda inmediata, otros 500 millones de euros adicionales, afirmó.

Reconoció además que Alemania y todos los países occidentales involucrados en el país "subestimaron" lo "rápido" que iba a desmoronarse el Ejército afgano, sin incluso presentar oposición.

Un análisis posterior

Merkel pidió además "tiempo" para poder analizar lo sucedido en Afganistán y las lecciones de 20 años de implicación militar y política y el "amargo" final de esta misión, mientras algunos partidos opositores piden una comisión parlamentaria de investigación.

La canciller se preguntó qué pudo haber fallado y señaló, entre interrogantes, algunas hipótesis: de unos objetivos demasiado ambiciosos y unas grandes diferencias históricas y culturales, a la corrupción y la debilidad del ejército afgano, pasando por la falta de compromiso occidental.

También cuestionó si el acuerdo que Estados Unidos -aún con la administración Trump- cerró con los talibanes no era muy "arriesgado" al fijar fechas concretas para la retirada de las tropas de Afganistán.

"Hemos logrado el objetivo con el inicio de nuestra misión en 2001: desde entonces no ha habido más ataques terroristas internacionales planeados desde Afganistán",dijo, y lo que calificó de contribución a la seguridad de Alemania y "logro perdurable" de los soldados alemanes.

Al mismo tiempo advirtió de que no debe perderse de vista que Afganistán se puede convertir de nuevo con la retirada de las tropas internacionales en un lugar de amenaza del terrorismo internacional, "y eso debe evitarse", dijo.

Más noticias de Internacional