Público
Público
Únete a nosotros

Airbnb La alcaldesa de París declara la guerra total a Airbnb: quiere prohibir su actividad en el centro de la ciudad

A seis meses de las elecciones municipales, Anne Hidalgo ataca a la plataforma alojamientos turísticos: "En el centro de París se han perdido 26.000 hogares; quizá habría que prohibir la actividad de Airbnb en estos distritos del centro".

Publicidad
Media: 3
Votos: 3

Anne Hidalgo, alcaldesa de París. (REUTERS)

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, parte como favorita en las elecciones municipales previstas para dentro de medio año, en las que el Partido Socialista (PS) tiene opciones de revalidar el único gran polo de poder que le queda en Francia tras el huracán que supuso la irrupción de La República en Marcha (LREM) de Emmanuel Macron en 2017.

Hidalgo es la gran esperanza del PS francés y la alcaldesa parisina ya se ha puesto en modo precampaña. Uno de los asuntos candentes en el debate político será el tema de la vivienda y en ese sentido, Hidalgo se ha propuesto hacer algo con uno de sus enemigos declarados, la plataforma de alquiler vacacional Airbnb. Hidalgo quiere prohibir su actividad en el centro de París. En una entrevista en una radio francesa este pasado lunes, Hidalgo fue muy clara respecto a sus intenciones: "En el centro de París se han perdido 26.000 hogares; quizá habría que prohibir la actividad de Airbnb en estos distritos del centro". 

Sin embargo, para eso necesita que el Gobierno francés le dé competencias para actuar y eso es lo que también reclama la alcaldesa. 

El día anterior, en otra entrevista en Le Journal du Dimanche, Hidalgo ya había declarado la guerra a Airbnb: "Estas plataformas de alquiler se han convertido en una derivación de toda la legislación hotelera, ya que las personas compran edificios completos y alquilan sus apartamentos a precios inmejorables, eliminando del mercado aquellas casas que podrían haber beneficiado a las clases medias".

Esta guerra viene de lejos: el pasado mes de febrero, el Ayuntamiento de París reclamó a Airbnb un total de 12,5 millones de euros, por "no respetar" la ley francesa. 

"No podemos aceptar que Airbnb y otros no respeten la ley. Nuestros agentes de control han contado un millar de anuncios ilegales, cada uno objeto de una multa de 12.500 euros. El objetivo es provocar un electroshock para acabar con estos alquileres salvajes que distorsionan algunos barrios de París ", aseguró entonces  Anne Hidalgo al diario Le Journal du Dimanche. Propuso entonces la alcaldesa una reducción considerable del número de noches autorizadas. "No creo que estas plataformas deban ser prohibidas, pero es necesario regularlas más", afirmó entonce Hidalgo, añadiendo que el número máximo de 120 noches permitido al año es excesivo, y apostando porque sea 30 días como máximo. Ahora aboga por prohibir la actividad de la plataforma en el centro de la ciudad, en un paso más allá.

El Ayuntamiento de París siempre ha opinado que el problema son "los propietarios múltiples que alquilan apartamentos durante todo el año a turistas sin declararlos, y las plataformas, cómplices, que los acogen". Por otro lado, denuncia a los estafadores que "desvían la economía de compartir para convertirla en una economía depredadora". 

Ahora con las elecciones a la vuelta de la esquina, el espinoso asunto de los alojamientos turísticos vuelve a copar la agenda e Hidalgo quiere ir más allá.