Público
Público

Al menos 7 muertos y 261 heridos en nuevos disturbios en El Cairo

Egipto vive una nueva noche de violencia con choques entre partidarios del depuesto presidente Mohamed Mursi y las fuerzas del orden

EFE

Al menos siete personas murieron y 261 resultaron heridas en los choques registrados durante la noche del lunes entre partidarios del depuesto presidente Mohamed Mursi y las fuerzas del orden en el centro de El Cairo, informaron hoy los Hermanos Musulmanes. Los fallecidos perdieron la vida delante de la mezquita de Al Fath en la plaza de Ramsés, señaló el grupo, al que perteneció Mursi hasta que accedió al poder y cuyos seguidores protestaron ayer de forma masiva contra el golpe militar que lo depuso el pasado día 3.

Las autoridades, por el momento, solo han confirmado que hubo diecinueve heridos en Ramsés y dos en disturbios en Giza. Una fuente de los servicios seguridad, citada por la agencia de noticias estatal Mena, señaló que al menos cuatro agentes resultaron heridos, dos de ellos oficiales. Uno de esos heridos sufrió la fractura de un pie, mientras que el resto recibió disparos de balines. Según la fuente de seguridad, los choques se desencadenaron después de que los manifestantes cortaran el puente 6 de octubre a su paso por Ramsés.

El diario Al Ahram en su versión digital afirmó que los enfrentamientos comenzaron cuando las fuerzas del orden intentaron dispersar con gases lacrimógenos a los participantes en la protesta, que respondieron a pedradas y bloquearon el tráfico en el puente, uno de los principales de la capital. A primera hora de la mañana de este martes, la tranquilidad ha vuelto a la plaza de Ramsés, después de que los manifestantes se retiraran de la zona, señaló Mena, que afirmó que vecinos de ese barrio han creado comités populares para impedir el regreso de los leales a Mursi al lugar, donde permanecen 400 islamistas en el interior de la mezquita de Al Fath.

Los Hermanos Musulmanes publican en su página web el llamamiento de socorro del imán de ese templo al Ejército y la policía para que rescaten a los manifestantes refugiados allí, que están cercados por "baltaguiya" (matones). El lunes, decenas de miles de seguidores de Mursi salieron en manifestaciones multitudinarias para protestar contra el golpe de estado militar que lo depuso el pasado 3 de julio, protagonizando también una sentada en la plaza de Rabaa al Adawiya,  junto a la sede de la Guardia Presidencial. 

Este lunes se cumplía una semana desde  la masacre frente a la sede de la Guardia Republicana en la que murieron 51 personas en choques entre islamistas y miembros de las Fuerzas Armadas, sin que la tensión parezca remitir en Egipto.

Ramsés no fue anoche el único lugar donde se registraron disturbios, ya que también hubo choques en la plaza de Giza de la capital, donde se desarrolló una manifestación de los partidarios de Mursi. Allí los manifestantes se enfrentaron a vendedores ambulantes y personas desconocidas en unos choques en los que se emplearon balines, indicó Mena.

 

 

Más noticias de Internacional