Público
Público

Dos muertos y dos terroristas abatidos en un atentado en la ciudad turca de Esmirna

Un coche bomba explotó junto al Palacio de Justicia matando a un agente y un ujier. Después hubo un tiroteo entre los  atacantes y las fuerzas de seguridad. Las autoridades atribuyen el atentado al PKK, la milicia kurda separatista, y buscan un tercer terrorista 

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

Las ambulancias llegan al lugar de la explosión en la ciudad turca de Esmirna.-REUTERS

ESTAMBUL.- Al menos dos personas han muerto por la explosión de un coche bomba en la ciudad de Esmirna, al oeste de Turquía. El atentado a tenido lugar delante del Palacio de Justicia, matando a un policía y a un portero del palacio, según fuentes de seguridad turcas citadas por la agencia semipública Andolu. El número total de heridos no se ha concretado aunque las fuentes oficiales hablan de entre seis y siete.

Justo después de la explosión, la Policía y los supuestos autores del atentado protagonizaron un intercambio de disparos en el que murieron dos de los presuntos terroristas, indica Anadolu.

La Policía ha rodeado el barrio escenario de los hechos y busca a un tercer atacante, de unos 1,70 metros de altura y vestido con cazadora negra y boina blanca, agrega la fuente.

De acuerdo con la cadena CNNTürk, la explosión del coche bomba se produjo delante de la puerta que usan jueces y fiscales para acceder al edificio.

Las autoridades apuntan al PKK

Las autoridades turcas han atribuido el atentado al grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Así lo ha dicho a la prensa el gobernador de Esmirna, Erol Ayyildiz, en una comparecencia difundida en directo por la cadena NTV. El gobernador ha añadido que los policías de guardia ante el edificio dieron el alto un coche en la entrada al aparcamiento de los juzgados para proceder a un registro, ante lo cual los ocupantes del vehículo salieron a la carrera e hicieron explotar el vehículo.

En el tiroteo que se produjo murieron un policía y un funcionario de los juzgados, así como dos de los atacantes, explicó el gobernador. El coche, aparte de contener una carga explosiva, transportaba varios fusiles, lanzagranadas y cinco granadas de mano, agregó.

Aunque los últimos dos atentados contra policías y soldados en las ciudades de Estambul y Kayseri, fuera del ámbito de la actuación habitual del PKK, fueron reivindicados por un grupúsculo radical kurdo, los Halcones de la Libertad de Kurdistán (TAK), el Gobierno turco considera que éstos simplemente son una "marca subsidiaria" del PKK y no una organización aparte.

El gobernador confirmó también que la policía ha rodeado el barrio y busca a un tercer sospechoso, aunque no existe certeza absoluta sobre la participación de una tercera persona.

Según la cadena CNNTürk, la explosión del coche bomba se produjo delante de la puerta usada por jueces y fiscales para acceder al edificio.

El gobernador de Esmirna agregó que las fuerzas de seguridad detonaron con una explosión controlada un segundo vehículo, tras determinar que también pertenecía a los terroristas.

Según testigos citados por el diario Hürriyet, alguien saltó del vehículo momentos antes de que explotara y la Policía abrió fuego contra esta persona. Un reportero declaró al periódico que vio el cuerpo de un atacante abatido junto a un arma automática.

Esta acción se produce apenas cinco días después de que un terrorista matase a 39 personas en un club nocturno en Estambul la noche de Año Nuevo.