Público
Público

Alquiler en Lisboa Lisboa reducirá casi a la mitad los nuevos límites al alquiler del Gobierno

Los pisos de dos habitaciones tendrán un tope de 600, mientras que para el sistema del Gobierno, liderado por el también socialista António Costa, el límite son 1.150 euros.

Vista de Lisboa. EFE

efe

El Ayuntamiento de Lisboa presentó este miércoles un nuevo programa de alquiler accesible que reducirá casi a la mitad los precios máximos en la ciudad fijados por el Gobierno del socialista António Costa, en vigor desde el pasado lunes.

Ha sido el alcalde de Lisboa, el socialista Fernando Medina, quien ha presentado el proyecto PRA (por sus siglas en portugués: "Programa de Renda Acessível"), que se prevé integre a al menos 6.000 casas con precios más bajos de los que actualmente ofrece el mercado.

Con esta iniciativa, un estudio de un único ambiente en Lisboa tendrá un coste de entre 150 y 400 euros, lejos del límite de 600 euros que proponía el Ejecutivo central.

Otro caso destacable es el de los pisos de dos habitaciones, que tendrán un tope de 600, mientras que para el sistema del Gobierno, liderado por el también socialista António Costa, el límite son 1.150 euros.

Ha sido el alcalde de Lisboa, el socialista Fernando Medina, quien ha presentado el proyecto PRA 

En Portugal, donde el salario mínimo se sitúa en los 600 euros, el programa gubernamental, en vigor desde el lunes, no fue muy bien recibido ni en los barrios más afectados por los altos precios del alquiler ni tampoco por los propietarios.

La principal crítica de los inquilinos era que el programa del Ejecutivo fijaba precios máximos idénticos a los que se encuentran en portales como Idealista, por lo que no se producía una rebaja real con respecto al mercado.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística luso, el alquiler subió más de un 20% en Lisboa durante el pasado año, y actualmente es prácticamente imposible encontrar viviendas de una habitación -alrededor de 40 metros cuadrados- por menos de 800 euros mensuales.

El progresivo encarecimiento de la vivienda ha provocado el éxodo de muchos lisboetas

El progresivo encarecimiento de la vivienda, espoleado por la explosión turística, ha provocado el éxodo de muchos lisboetas a la limitada periferia, donde consecuentemente también se ha encarecido el metro cuadrado.

Para acceder al proyecto del consistorio lisboeta, los candidatos, si se presentan de forma individual, deberán tener un ingreso bruto anual de entre 8.400 -el mínimo nacional- y 35.000 euros.

Se estudiará además el número de potenciales residentes para asignar una u otra tipología, aunque se ha remarcado que el precio a pagar por la casa no puede representar más de un 30% de lo que cobren los inquilinos después de impuestos.

Fernando Medina adelantó esta mañana que la página web "Habitar Lisboa", donde los interesados se podrán inscribir en este y en otros programas de vivienda del municipio, se abrirá en octubre.

Más noticias de Internacional