Público
Público

Ambición energética verde Bruselas aplaude la ambición energética verde de España, pero pide medidas concretas

La Comisión Europea ha presentado este martes las primeras evaluaciones sobre los planes para la transición energética de los veintiocho países de la UE: una herramienta básica para alcanzar el objetivo de cumplir con los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicepresidente de la Comisión Europea Maros Sefcovic (izq) y el comisario europeo de Energía y Clima, Miguel Arias Cañete. EFE

España es uno de los seis países europeos con un plan de transición energética más ambiciosos de la Unión. Lo ha reconocido la Comisión Europea este martes en la evaluación que ha hecho pública sobre los planes energéticos para la próxima década que todos los países de la UE han presentado por primera vez.

El Gobierno pretende que el 42% de la energía que se consuma en nuestro país sea renovable en 2030, muy por encima del 32% que proponen el conjunto de países europeos como media. También pronostica que mejorará la eficiencia energética en un 39,6% y reducirá nuestra dependencia de otros países al 59% (en estos momentos, es casi tres cuartas partes de la electricidad consumida viene del extranjero).

"Estos planes nacionales ayudan a aumentar nuestra competitividad, a centrar las mentes de los investigadores e innovadores y a canalizar las inversiones públicas y privadas necesarias para apoyar esta transformación industrial", ha destacado el vicepresidente del Ejecutivo comunitario para la Unión Energética, Maroš Šefčovič.

Conseguir la neutralidad de emisiones de carbono para 2050 es otro de los objetivos del plan español

Conseguir la neutralidad de emisiones de carbono para 2050 es otro de los objetivos del plan español. En la rueda de prensa de hoy, Miguel Arias Cañete, comisario europeo de Acción Climática y Energía, apelaba a todos los jefes de Gobierno europeos a que se comprometan con este mismo objetivo. Los Veintiocho decidirán este viernes en una cumbre en Bruselas si respaldan la petición de la Comisión Europea de tomarlo como oficial para toda la Unión. "La pelota está en el tejado de los países", ha dicho.

"El plan español está a la cabeza, entre los más completos y detallados", ha destacado el ministerio para la Transición Ecológica en un comunicado. "El ministerio trabaja ya para tener una nueva versión del plan lo antes posible, que incorpore tanto las aportaciones recibidas en el periodo de alegaciones como las recomendaciones hechas por la Comisión Europea".

Aunque Bruselas reconoce la ambición española, pide medidas concretas para que se hagan realidad, que tendrán que estar presentes en la versión final del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030.

Medidas concretas para respaldar una transición verde real

Entre las acciones concretas que pide la Comisión están la creación de una estrategia y un calendario para avanzar hacia la aplicación de precios para la energía "totalmente basados en el mercado"; que el Gobierno enumere todas las subvenciones que otorga a la producción de energía, en especial a los combustibles fósiles; y que explique las medidas que piensa poner en práctica para eliminar un tercio las emisiones de los transportes, como pretende.

Bruselas también ha puesto el acento en conseguir una "transición justa y equitativa", y ha pedido a España que en la próxima versión de su plan incluya información más detallada sobre las repercusiones sociales de las medidas previstas por el Gobierno para alcanzar sus objetivos en el uso de energías sostenibles.

Bruselas también ha puesto el acento en conseguir una "transición justa y equitativa"

El ministerio tendrá que tomar en cuenta las medidas propuestas para de Bruselas en su plan energético definitivo para la próxima década, que tendrá que presentar antes de fin de año. Cada dos años, se emitirán informes de progreso.

A pesar de las exigencias de más medidas concretas, los expertos de la Comisión Europea se muestran muy optimistas con la capacidad española. Gracias a sus características geográficas, "España tiene un gran potencial para la energía solar, marina y eólica". Expertos del Ejecutivo comunitario consultados también han hecho hincapié en la necesidad de que nuestro país construya líneas eléctricas que le conecten con el resto del continente, para compensar por los períodos de menos producción. "Por el día, España podría vender energía, por la noche, quizá debería comprar", explican.

Expertos de la Comisión también han recalcado que, si los Estados no cumplen con sus promesas, podrían sufrir consecuencias legales: "Pero esperamos no llegar hasta ahí".

Por su parte, Šefčovič ha hablado de ciertas diferencias entre las expectativas y la realidad de las ambiciones de los países europeos, pero ha dicho que "no son imposibles de superar", y se ha mostrado confiado en poder mejorar los planes de los Veintiocho a través de un diálogo en los próximos meses.