Público
Público

América Latina se revuelve ante la presidencia de Franco en Paraguay

Varios países han anunciado ya que no reconocerán el nuevo gobierno tras el "golpe de Estado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Para Costa Rica se trata de un proceso con 'visos de golpe de Estado', mientras que Perú lo ha definido como un 'golpe a la democracia'. Argentina, Ecuador, Bolivia, República Dominicana y Venezuela avisan de que no reconocerán al nuevo jefe de Estado de Paraguay, Federico Franco, colocado mediante un 'golpe de Estado'. Incluso el gigante Brasil ha sugerido la expulsión del país de Mercosur y Unasur tras conocerse la noticia.

Lo cierto es que la destitución del ya ex presidente paraguayo, Fernando Lugo, ha sido acogida con hostilidad en gran parte de América Latina. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, fue el primero en anunciar que no aceptará otro presidente que no sea Lugo, declaraciones a las que se sumó la mandataria argentina, Cristina Fernández, que advirtió que no va a 'convalidar el golpe'.

Varios presidentes de latinoamérica ya han advertido que no aceptarán el gobierno de Franco

El presidente venezolando, Hugo Chávez, se ha negado a reconocer 'al írrito e ilegal' gobierno de Franco, mientras que el boliviano Evo Morales no acepta 'un gobierno que no surja de las urnas y del mandato del pueblo'. En esta línea se ha pronunciado también el presidente dominicano, Leonel Fernández, que pidió que se convoque 'inmediatamente' una reunión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA) para 'suspender al país sudamericano de los organismos regionales' y planteó, además, 'una acción colectiva de la comunidad internacional' para restituir a Lugo.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha sugerido este viernes la expulsión de Paraguay del Mercado Común del Sur (Mercosur) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) tras la destitución del ya expresidente del país, Fernando Lugo, según ha informado Europa Press haciéndose eco de la agencia estatal de noticias argentina, Telam. EP apunta que Rousseff ha subrayado que 'hay pena anticipada' en los estatutos para los que no cumplan 'los principios que caracterizan a una democracia'.

En su primer discurso como jefe de Estado, Franco sostuvo que la 'transición' que comienza en el país 'se realiza dentro del orden constitucional' y 'de ninguna manera pone en riesgo la vigencia y principios democráticos universales'.

Franco ha pedido comprensión y promete hacer esfuerzos por normalizar la situación

Franco pidió a los líderes de los países vecinos, en particular los socios del Mercosur, que 'entiendan' la situación y acepten que hará 'el mayor de los esfuerzos para que esto se normalice'.

La Constitución paraguaya prevé la posibilidad de un 'juicio político' al presidente y también que si es destituido por el Senado, que actúa como tribunal, el vicepresidente asuma la jefatura del Estado hasta las siguientes elecciones presidenciales previstas, en este caso en abril de 2013. Lugo, que había dicho que iba a afrontar el juicio 'con todas las consecuencias', acató la decisión pese a que, según dijo, la ley se había 'torcido' y abandonó el Palacio Presidencial.

Por su parte, el Gobierno estadounidense ha hecho un llamamiento a la calma. 'Pedimos a los paraguayos que actúen de manera pacífica, con calma y responsabilidad, según el espíritu de los principios democráticos de Paraguay', ha indicado Darla Jordan, portavoz del Departamento de Estado para América Latina.