Público
Público

Amnistía Internacional Kumi Naidoo: "La situación de los refugiados en el campamento de Moria es horrible"

El secretario general de Amnistía Internacional denuncia las condiciones en las que malviven los desplazados en Grecia.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de Amnistía Internacional, Kumi Naidoo, en un centro de mujeres de Atenas. / SIMELA PANTZARTZI (EFE)

A pesar de que Kumi Naidoo, nuevo secretario general de Amnistía Internacional (AI), ha visto de todo desde que a los 15 años hiciese del activismo social una parte esencial de su vida, ha quedado impactado por las condiciones en las que malviven los refugiados en Grecia, especialmente en las islas.

"La situación que hemos visto en Moria es horrible y estremecedora. Con el anuncio del premio Nobel de la Paz deberíamos recordar que la Unión Europea (UE) lo ganó hace unos años, pero lo que he visto en Lesbos deja claro que no lo merece. Es un escándalo en su conciencia", asegura Kumi Naidoo en Atenas.

Según el director mundial de AI, la "receta" con la que se ha generado esto es el acuerdo migratorio entre la UE y Turquía, implementado en la primavera de 2016 para disminuir las llegadas a las costas del Egeo Oriental, y que ha generado un bloqueo por el cual hoy en día hay más de 18.800 personas bloqueadas en las islas.

En su visita al centro de recepción de Moria, donde más de 7.000 personas viven en un espacio preparado para acoger a unas 3.000, Naidoo ha sido testigo de los graves problemas de higiene, seguridad y hacinamiento a los que se enfrentan miles de personas durante meses.

"Vimos cómo unas 60 familias se quedaban sin comer después de hacer cola durante unas cuatro horas, a embarazadas durmiendo al raso o mujeres aterrorizadas por ir al baño porque no tienen cerrojo", detalla.

"El Gobierno griego tiene que sacar a esta gente de las islas y llevarla a Grecia continental antes de que el invierno apriete. Hace solo un mes estuve en unos campos de refugiados en Kenia, con 300.000 personas y, aunque no era ningún paraíso, era mil veces mejor que lo que he visto en Moria", demanda el secretario general.

Además, sin pelos en la lengua, recuerda a la UE y otros Estados en posiciones dominantes que "tienen las manos manchadas de sangre" por los conflictos de los que provienen estas personas y que, si se suma el sentido de decencia a esto, tienen la responsabilidad de proteger a los refugiados que llegan a su territorio.

"La Unión Europea debe tener claro que si las Convenciones que tenemos sobre refugiados, que surgieron para proteger a los europeos del fascismo tras la Segunda Guerra Mundial, servían para ellos, también tienen que proteger a sirios, yemeníes y afganos", reclama.

Para el director de AI, otro gran problema en esta crisis humanitaria y política es la falta de transparencia. Mientras las visitas a los campos y las voces de los refugiados son testimonio del evidente incumplimiento de sus derechos, faltan datos desde las instituciones para comprobar si la situación deriva de una mala gestión.

"Todo lo que sabemos es la cantidad de 1.600 millones de euros pero no sabemos cómo se ha dividido, para qué se ha utilizado ni cómo se maneja. Amnistía no está en posición de hacer ninguna acusación contra el Gobierno griego porque de momento no tenemos esta información", explica.

"Sin embargo, lo que sí diré, es que sería una tragedia terrible si el dinero que se suponía que tenía que mantener a los refugiados ha sido malgastado o malversado mientras hay personas que viven en condiciones inhumanas", destaca Naidoo.

El poder para cambiar esta situación está, según Naidoo, en la gente corriente que, como los ganadores del Nobel de la Paz Nadia Murad y Denis Mukwege, alza la voz y consigue cosas extraordinarias. Por eso pide a los europeos de a pie que presionen a sus representantes "para que adopten políticas de migración más humanas y actúen siempre teniendo en cuenta que la humanidad es solo una".

"Le diría a la gente normal: sois los encargados de vuestros gobiernos, ese es vuestro derecho, a pesar de lo que los partidos políticos europeos puedan sugerir. No aceptéis que os digan que vuestra voz no importa. Tan sólo pensad en esos refugiados como vuestras madres, padres, hermanas, hermanos... pensad en la historia de la que venimos y actuad con la mayor solidaridad posible", añade.

Naidoo pone énfasis en la necesidad de que sean los jóvenes los que den un paso al frente y se conviertan en líderes de un movimiento que luche por la paz, la igualdad y una política de refugiados sensata. El avezado activista les recuerda que, debido a la realidad del cambio climático, la migración humana no va a hacer más que aumentar, y son ellos los que van a tener que lidiar con sus consecuencias.