Público
Público

Annan pide a Al Asad "acciones y no meras palabras"

El enviado de la ONU confía en la viabilidad de un alto el fuego. El presidente sirio se defiende y dice que el plan de paz depende de que se "frene el terrorismo"

PÚBLICO.ES / AGENCIAS

El mediador internacional para Siria, Kofi Annan, sabe que su plan de paz no se está cumpliendo, pero todavía confía en instaurar en el país un alto el fuego que, a su juicio, sí estuvo vigente en los primeros días de entrar en vigor su programa.

En una rueda de prensa en Damasco tras reunise con Bachar el Asad el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe ha pedido al presidente sirio que tome "medidas audaces ahora y no mañana" para dar una salida al conflicto en el país. "Mi valoración es que el plan de seis puntos no se está aplicando como debería", afirmó antes de agregar que "continúan los asesinatos y los abusos" en Siria.  

Annan pide a Al Asad que tome "medidas audaces ahora y no mañana"

Annan efectúa su segunda visita a Damasco, después de la realizada el pasado marzo, para evaluar el cumplimiento de su plan de paz, que estipula un alto el fuego, la liberación de los detenidos arbitrariamente y el inicio de un diálogo entre el Gobierno y la oposición, entre otros puntos. "No hay ninguna razón para que no se vuelva a parar de nuevo (la violencia)", subrayó Annan, quien pidió al Gobierno y sus milicias que "frenen sus operaciones militares y muestren una contención máxima".

Annan se dirigió en primer lugar a las autoridades, por ser "la parte fuerte en el conflicto", de las que espera "acciones y no meras palabras", pero también exigió a la oposición armada que cese sus actos violentos. Además, pidió a Al Asad que libere a los detenidos, como establece su iniciativa, y señaló que Damasco está conforme con la importancia de que se distribuya ayuda humanitaria a todas las partes del país.

En el encuentro con el ex secretario general de la ONU, Asad ha vuelto a negar cualquier responsabilidad en la matanza de Hula, donde, según la ONU, familias enteras fueron ejecutadas, y ha asegurado que la iniciativa de paz "depende de que se detenga el contrabando de armas y se frene el terrorismo y a quienes lo apoyan".

La ONU vuelve a culpar al régimen de los asesinatos en Hula  

Sin embargo, la ONU no se cree las excusas del régimen sirio, que atribuye a terroristas la masacre del pasado viernes. Después de que los observadores desplegados en Siria constaran que las tropas de Al Asad atacaron Hula, lo que derivó en la condena unánime del Consejo de Seguridad a la matanza, hoy el jefe de las fuerzas de paz de Naciones Unidas, Herve Ladsous, ha asegurado que el armamento utilizado apunta como responsables a las fuerzas del Gobierno.

"Parte de las 108 víctimas fueron asesinadas con disparos de artillería y sólo el Gobierno tiene armamento pesado, tanques, obuses", ha declarado Ladsous. Respecto a las víctimas de "armas individuales", como por ejemplo aquellas que han muerto por "heridas de cuchillo", el responsable de las misiones de la ONU ha dicho que la autoría de los crímenes está "menos claro". Sin embargo, ha señalado como "probables" autores a combatientes de la 'shabbiha', la milicia paramilitar del régimen.

En este sentido, ha advertido de que existen "fuertes sospechas" que sitúan a la 'shabbiha' "en la tragegdia de Hula", así como en otros lugares del país donde recientemente se han registrado casos de "violencia extrema". "Cuando se observa la situación desde el terreno se ven a numerosos militares y miembros de las fuerzas de seguridad uniformados, pero también a un número considerable de personas vestidas con ropa civil fuertemente armadas", ha añadido Ladsous.

Rusia pide una investigación "ovjetiva e imparcial" de la matanza

En tanto, Rusia sigue empeñada en matizar su apoyo a la declaración de condena a la violencia de Al Asad, la primera en los 14 meses de protestas en Siria, en el Consejo de Seguridad. El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha reclamado una investigación "objetiva e imparcial" sobre la matanza tras una conversación con Annan.

Lavrov ha subrayado la necesidad de seguir trabajando con Gobierno y oposición para avanzar en el cumplimiento del plan de paz. También ha pedido a "todos los actores externos" que fomenten el diálogo entre el régimen y los rebeldes, el mismo día en que países europeos y Estados Unidos han expulsado de forma coordinada a los embajadores sirios de sus respectivos territorios.

Más noticias de Internacional