Público
Público

Un antiguo fondo de inversión de Strauss-Kahn creó 31 sociedades en paraísos fiscales

Tanto el primer ministro británico, David Cameron, como el presidente de Ucrania, Poroshenko, se han defendido de las acusaciones de opacidad y han tratado de desvincularse de los "papeles de Panamá".

Dominique Strauss-Kahn, a la salida de su apartamento en París. /REUTERS

PÚBLICO / AGENCIAS

PARÍS.- Un fondo de inversión luxemburgués, presidido hasta 2014 por el exdirector gerente del FMI Dominique Strauss-Kahn, ayudó a crear hasta 31 empresas en paraísos fiscales, tal y como ha revelado este miércoles el diario Le Monde gracias a los datos obtenidos en los "papeles de Panamá".

El fondo Leyne, Strauss-Kahn & Partners (LSK), creado por su socio Thierry Leyne, abrió y administró empresas en paraísos como las islas Seychelles, Panamá, Hong Kong o las Islas Vírgenes para clientes como productores audiovisuales asiáticos o ricos inversores franceses, añade el rotativo.

El fondo se sirvió de su filial Assya Asset Management Luxembourg (AAML) para operar esas sociedades, cuyos datos aparecen en los documentos filtrados del bufete panameño Mossack Fonseca.

La mayor parte de esas estructuras abrieron cuentas bancarias domiciliadas en Suiza, Luxemburgo, Panamá o Hong Kong con el supuesto objetivo de "disimular la identidad real de los beneficiarios de los fondos", añade Le Monde. Sin embargo, especifica que la actividad de AAML se remonta a antes de la llegada de Strauss-Kahn a la presidencia de LSK, en octubre de 2013.

Tan solo unos meses antes, el exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI) atacaba ante el Senado francés las "consecuencias injustas" de los paraísos fiscales, que "privan al Estado de recaudaciones fiscales". Al mismo tiempo, el ex ministro de Economía criticaba esos "instrumentos financieros fundados sobre la opacidad", la cual es "muy desestabilizadora".

En marzo, la Fiscalía francesa ya abrió una investigación judicial sobre LSK por estafa en banda organizada y abuso de bienes sociales y de confianza. LSK dejó un pasivo de cerca de 100 millones de euros y un total de 150 acreedores, muchos de ellos atraídos por el aura de solvencia atribuido al político francés.

En Francia, la revista Charlie Hebdo se ha hecho eco de los "papeles de Panamá" y dedica su portada de esta semana a las revelaciones sobre la evasión de impuestos internacional bajo el título "Terrorismo fiscal".

La publicación ironiza con un lema para ricos, "Je suis Panamá", que parafrasea al que sirvió de movilización tras el atentado a la propia revista parisina. La portada de Charlie Hebdo que sale a la venta este miércoles muestra una manifestación de millonarios que, además de mostrar los signos evidentes de ostentación de su riqueza.

Cameron y Poroshenko se defienden

Tanto el primer ministro británico David Cameron, como el presidente ucraniano Pétro Poroshenko, ha hablado este miércoles para aclarar sus relaciones con paraísos fiscales dentro de los "papeles de Panamá".

Cameron, ha insistido -en un nuevo comunicado emitido desde su residencia de Downing Street- en que no existe ninguna inversión o fondo en el extranjero del que él o su familia puedan beneficiarse, a raíz de la polémica generada por los "papeles de Panamá". Las filtraciones vinculaban al fallecido Ian Cameron, padre del primer ministro, con operaciones en paraísos fiscales. El líder conservador ya aclaró el pasado martes que no posee acciones, intereses, ni fondos en paraísos fiscales.

La polémica se originó por los documentos del bufete panameño Mossack Fonseca, filtrados a la prensa internacional, que revelaron que el padre del primer ministro, fallecido en 2010, era director de Blairmore Holdings, un fondo de inversión con domicilio en las Bahamas fundado en 1980 que todavía existe.

Según las informaciones publicadas esta semana por la cadena pública BBC y el diario The Guardian -que han tenido acceso a esos documentos filtrados- Ian Cameron empleó el citado bufete panameño para blindar a Blairmore Holdings y eludir el pago de impuestos a la hacienda británica. El líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, ha pedido que se abra una investigación independiente sobre las acusaciones que pesan sobre la familia de Cameron.

Poroshenko señaló que el grupo empresarial de su propiedad que abrió tres sociedades en paraísos fiscales, "operó siempre dentro de la legalidad"

Al igual que Cameron, el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, ha intentado defenderse de las acusaciones de opacidad. Poroshenko ha afirmado que creó varias sociedades inscritas en paraísos fiscales "por motivos de transparencia" y para "separar sus activos generados por su actividad empresarial" de su función pública.

"Mi caso es muy diferente a otros de ocultación de activos. No hay ninguna conexión con el presupuesto estatal ni con mi función pública", afirmó el líder ucraniano al ser preguntado en una rueda de prensa celebrada este miércoles en Tokio antes de reunirse con el primer ministro nipón, Shinzo Abe.

Poroshenko señaló que Roshen, el grupo empresarial de su propiedad que abrió en 2014 tres sociedades en las Islas Vírgenes Británicas, Chipre y Holanda, "operó siempre dentro de la legalidad y con propósitos claros y transparentes".

"No se trataba de una cuenta opaca ni asociada a otras compañías, ni registrada bajo el nombre de otros beneficiarios, como en otros documentos de los 'papeles de Panamá'. Esta es la gran diferencia de mi caso", dijo el líder ucraniano.

Poroshenko evitó pronunciarse sobre si contempla dimitir a raíz de estas revelaciones, como han reclamado algunos líderes de la oposición ucraniana, y se limitó a confiar en una "pronta solución" de la delicada situación política que atraviesa su coalición de Gobierno tras quedarse en minoría en el Parlamento.