Público
Público
Únete a nosotros

¿Qué aporta Bernie Sanders a la izquierda de Estados Unidos?

El activista y sindicalista estadounidense Dan La Botz habla en Barcelona con 'Público' sobre el entusiasmo de los movimientos de la izquierda con la campaña del candidato demócrata a la Casa Blanca. "Tras muchas décadas se presenta un programa verdaderamente progresista en EEUU y el socialismo deja de ser un tema tabú”, defiende.

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5

El candidato demócrata a la Casa Blanca Bernie Sanders durante un mitin en Nueva York. - EFE

BARCELONA.- Dan La Botz es un histórico activista, sindicalista y progresista estadounidense, especialmente ligado al movimiento de defensa de los migrantes latinos en EEUU ─habla un español excelente─. En el año 2010 se presentó como candidato del Partido Socialista para el Senado de Ohio, tras enterarse de que la derecha acusó a Barack Obama de ser socialista durante las anteriores elecciones presidenciales. “A diferencia de los partidos socialistas europeos, en EEUU ser socialista es ser de la izquierda”, precisa. La Botz es ahora miembro del Partido Verde (en el que asegura que “sus candidatos se identifican como socialistas”) y, aun así, hace campaña por el candidato demócrata Bernie Sanders.

¿Por qué un militante de la izquierda apoya a un candidato del Partido Demócrata? La Botz asegura que, por primera vez en más de 50 años, “un candidato presenta un programa verdaderamente progresista en EEUU y el socialismo deja de ser un tema tabú” en el debate político. Bernie Sanders se define como “socialista demócrata” en sus mítines públicos, una calificación que para La Botz “no tiene precedentes en la política estadounidense y es algo inaudito”. Sin embargo, el activista matiza que aunque su socialismo en “un gran paso en el momento actual, no es el socialismo de la izquierda más allá del Partido Demócrata”.

Sanders defiende “una revolución política” que aleje al poder financiero y a las grandes corporaciones del control político 

El candidato demócrata de 72 años era hasta ahora senador independiente del pequeño estado de Vermont. La Botz insiste en la importancia de que Sanders era “el único miembro del Congreso de EEUU independiente”. Ahora, como rival demócrata de Hillary Clinton, defiende la necesidad de impulsar “una revolución política” que aleje al poder financiero y a las grandes corporaciones del control político. “Es una campaña en el Partido Demócrata pero contra el Partido Demócrata”, defiende La Botz sobre las propuestas de Sanders. El candidato, tal y como explica La Botz, toma los lemas del movimiento de protesta Occupy Wall Street surgido en 2010 incidiendo en la necesidad de terminar con la desigualdad económica y la relación de dependencia económica entre bancos y representantes políticos. “El movimiento Occupy es la semilla de la campaña de Bernie Sanders”, asegura La Botz. El candidato también se opone públicamente a una sociedad controlada por los multimillonarios, los llamados billionaires, en sus discursos políticos.

Su programa, como explica La Botz, es progresista porque defiende aumentar el salario mínimo de los trabajadores y apuesta por la enseñanza pública gratuita, tanto secundaria como universitaria. “La mayoría de los estudiantes estadounidenses no pueden graduarse porque no tienen los recursos suficientes. Y los que lo hacen, contraen grandes deudas tanto en universidades privadas como públicas”, relata.

Bernie Sanders habla durante un mitin en Queens, Nueva York. - REUTERS

El voto de los jóvenes, las mujeres y la comunidad negra

Bernie Sanders ha ido ampliando su público a medida que avanzaba la campaña demócrata por los diferentes estados de la geografía estadounidense. Ahora consigue reunir a entre 10.000 y 20.000 personas en sus mítines políticos, cuyo récord lo alcanzó este domingo en el estado de Brooklyn durante un acto que acogió a unas 28.000 personas. “Los jóvenes son los más aclamados en su campaña gracias al programa político”, opina La Botz.

"Las mujeres jóvenes dan su apoyo a Sanders porque defienden que no sólo hay que votar a Clinton porque es mujer, sino que se debe votar al candidato que tenga un programa feminista”

El activista considera que las mujeres también juegan un papel importante en la campaña de Sanders, pero que existe una confrontación generacional entre las mismas. “Hillary Clinton siempre se ha identificado como feminista y tiene apoyo de las mujeres de edad adulta, profesionales y de clase media que en el pasado fueron activistas feministas”. Y prosigue: “Pero las mujeres jóvenes dan su apoyo a Sanders porque defienden que no sólo hay que votar a Clinton porque es mujer, sino que se debe votar al candidato que tenga un programa político feminista”.

La comunidad negra es una pieza fundamental para la victoria electoral de Sanders, ya que representa el 12% de la población de EE.UU y es un colectivo menospreciado por el bando republicano. Como recuerda La Botz, el candidato demócrata fue detenido en los años 60 por participar en una manifestación en defensa de los derechos civiles de los negros en Chicago. Por mucho que como senador de Vermont (con más de un 95% de la población blanca) no se viera involucrado en la lucha, según La Botz “está consiguiendo cada vez más votos de la comunidad negra gracias a su relación con el movimiento de protesta Black Lives Matter y su compromiso por la justicia racial”.

La revolución sindicalista

Dan La Botz, como sindicalista de base, destaca el apoyo que más de 10.000 sindicalistas brindan a Bernie Sanders bajo el grupo Labors for Bernie, y que ya agrupa a sindicatos importantes como los de comunicaciones, enfermeras y trabajadores de correos. “La idea de que un sindicalista pueda decidir por sí mismo a qué candidato elige es una revolución en el movimiento sindical de los EEUU”, sostiene. Según él, los líderes de los grandes sindicatos mantienen una relación de dependencia con el Partido Demócrata e incluso habla de “cooperativismo sindical”. “Los líderes sindicalistas están sirviendo a Hillary Clinton en esta campaña”, añade seguro.

Este martes, 19 de abril, se conocerán los resultados en Nueva York, uno de los Estados más decisivos en este proceso de primarias que concluirá el próximo 25 de julio en la Convención de Filadelfia. Hillary Clinton tiene más delegados y apoyos en el Partido Demócrata que Bernie Sanders, pero éste sigue cosechando más apoyo popular a medida que avanza la campaña. Dan La Botz, gane o no Sanders, está convencido de que su campaña habrá servido “para organizar un movimiento de izquierdas” cada vez más amplio en EEUU.