Público
Público

Argentina Alberto Fernández toma posesión como presidente de Argentina: "Vengo a convocar a la unidad de todo el país"

El nuevo jefe de Estado asevera que su Gobierno tiene la "voluntad" de pagar la "insostenible" deuda pública que deja la gestión de su antecesor, pero afirma que "carece de capacidad de hacerlo". 

Alberto (i) y Cristina (d) Fernández asumen como presidente y vicepresidenta de Argentina respectivamente durante una ceremonia este martes, en Buenos Aires. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni

PÚBLICO | EFE

El peronista Alberto Fernández juró este martes como jefe de Estado de Argentina en una ceremonia en el Congreso de la Nación, en Buenos Aires, ante autoridades del Estado y con presencia de varios mandatarios internacionales. 

Fernández recalcó en su discurso de investidura que llega al poder para "convocar a la unidad de toda la Argentina" en pro del bienestar de toda la población, en especial de los más postergados, en medio de la grave crisis económica que arrastra el país desde 2018. "Vengo a convocar a la unidad de toda la Argentina, en pos de la construcción de un nuevo contrato ciudadano social que sea fraterno y solidario", dijo el líder peronista ante las autoridades del Estado congregadas en la sesión del Congreso en la que tuvo lugar su jura del cargo y la de la vicepresidenta, Cristina Fernández.

Fernández, que sucede en el cargo a Mauricio Macri, deberá enfrentar un complicado escenario económico marcado por la elevada deuda pública, una frágil moneda nacional, la subida constante de los precios y la escalada del desempleo y los niveles de pobreza.

Con respecto a este asunto, el flamante presidente aseveró que su Gobierno tiene la "voluntad" de pagar la "insostenible" deuda pública que deja la gestión de Macri, pero afirmó que "carece de capacidad de hacerlo". "No hay pagos de deuda que se puedan sostener si el país no crece. Tan simple como esto. Para poder pagar hay que crecer primero", sentenció ante las autoridades del Estado y mandatarios extranjeros que asistieron a la ceremonia de su asunción en el Congreso, en Buenos Aires.

Fernández aseguró que buscará una "relación constructiva y cooperativa" con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que en 2018 aprobó para Argentina un préstamo de 56.300 millones de dólares, y el resto de acreedores, y lamentó que recibe un país "frágil" y "postrado".

En la sesión de la Asamblea Legislativa –órgano parlamentario que engloba a los senadores y los diputados–, Fernández recibió de su antecesor la banda y el bastón presidencial y juró el cargo ante la titular saliente del Senado, Gabriela Michetti, antes de que la exmandataria Cristina Fernández  hiciera lo mismo como nueva vicepresidenta del país.

En medio de cánticos de la marcha peronista y entre "presidente, Alberto presidente", el nuevo presidente y la nueva vicepresidenta juraron desempeñar sus cargos con "lealtad y patriotismo" y "observar y hacer observar" el cumplimento de la Constitución.