Público
Público

Argentina La Justicia argentina condena a cadena perpetua a 11 represores de la dictadura 

La macrocausa juzgaba los crímenes de lesa humanidad durante el régimen contra más de 200 víctimas en la provincia de San Juan. Seis de los 21 imputados con los que se inició el juicio fallecieron o fueron apartados por razones de salud.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Una mujer cuelga fotografías de desaparecidos durante la última dictadura militar, alrededor de la Piramide de Mayo frente a la Casa de Gobierno, en Buenos Aires, Argentina, el 10 de diciembre de 2003, cuando se cumplen 20 años del retorno de éste país a la democracia. AFP PHOTO/Ali BURAFI ALI BURAFI / AFP

Un tribunal de Argentina ha condenado a cadena perpetua a dos ex policías y nueve ex militares en el marco del tercer juicio por crímenes de lesa humanidad desarrollado en la provincia argentina de San Juan (oeste) durante la última dictadura militar (1976-1983).

La vista oral, conocida como "Megacausa II", comenzó en marzo de 2017 y abordó los crímenes perpetrados durante el régimen de facto contra más de 200 víctimas en el ámbito del área militar 332, con jefatura en el Regimiento de Infantería de Montaña 22 (RIM 22) y dependiente del III Cuerpo del Ejército.

Además de las 11 condenas a prisión perpetua -entre ellas para el el ex jefe de la Policía provincial, Juan Carlos Coronel, el extitular de inteligencia de ese cuerpo, José Hilarión Rodríguez y el ex jefe de inteligencia del RIM, Jorge Antonio Olivera-, el Tribunal Oral Federal sanjuanino aplicó penas de seis y 18 años para otros dos imputados y absolvió a los tres restantes.

Según la causa, bajo el control operacional del RIM 22 funcionaron varios centros clandestinos de detención.

"La Policía de San Juan primero y luego el Ejército Argentino también (...) ejecutaron estas tareas represivas, con suma violencia y con la certeza de impunidad que brindaban el apoyo estatal y la clandestinidad en la que se producían estos delitos", indicó el fiscal Francisco Maldonado en su alegato.

Con desigual grado de participación y según los casos, los acusados fueron considerados responsables de asociación ilícita, homicidio agravado, privación ilegítima de la libertad agravada, tormentos agravados, violación agravada, abuso deshonesto y violación de domicilio.

Seis de los 21 imputados con los que se inició el juicio fallecieron o fueron apartados por razones de salud.