Público
Público

Argentina Macri, denunciado por usar el rescate económico del FMI con fines electorales

La acusación ha sido procesada por Juan Gabrois, activista argentino y una de las voces más fuertes en contra de las políticas del actual presidente de la nación americana. 

Publicidad
Media: 4.75
Votos: 4

El militante social Juan Grabois posa durante una entrevista con Efe en Buenos Aires (Argentina). EFE

Mauricio Macri, presidente de Argentina, ha sido denunciado por vía penal por Juan Grabois, activista de gran popularidad en el país, al denunciar que el rescate financiero al que fue sometida la nación latinoamericana tuvo fines electoralistas, algo que tendrá unas inminentes y muy negativas consecuencias. 

En esta denuncia, Grabois también incluye a Cristina Lagarde, ex directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), como la gran cabeza visible durante la gestión de esta operación. 

La denuncia trata fundamentalmente la cuestión de fondo que significó que Argentina pidiera una intervención económica al FMI. Según Grabois, era "innecesaria" y tuvo fines electorales. "Ese dinero se destinó a financiar la campaña electoral, creando una bomba económica para estabilizar el dólar hasta después de las elecciones", declaró el activista durante una manifestación enfrente de la sede del Banco Central de Argentina. 

En el documento de denuncia, al que ha tenido acceso Público, solicita a la Justicia "declarar la nulidad total, absoluta e insanable" del acuerdo. Este activista afirma que "tanto el acuerdo original como las revisiones posteriores han tenido como finalidad principal la de asegurarle a los acreedores externos privados el pago de los servicios e intereses de la deuda externa y la estabilidad cambiaria, es decir, asegurar la fuga de capitales".

El rescate no era necesario y se pidió para estabilizar la moneda argentina de cara a las elecciones

La crítica y denuncia se debe, fundamentalmente, a que la versión que mantiene Grabois es que el rescate no era necesario y simplemente se pidió para tener solvencia económica y estabilizar la moneda argentina respecto al dólar cuando las elecciones se acercaran. De esta manera, el Gobierno de Macri podría presumir de tener las cuentas saneadas y poder revalidar el cargo. 

"Los ladrones de guante blanco se afanaron 13.000 millones de dólares que vamos a tener que pagar los argentinos. Son parte de la deuda contraída con el FMI y que se destinó a financiar la campaña electoral, creando una bomba económica para estabilizar el dólar hasta después de las elecciones", criticó el activista a través de redes sociales. 

La gran preocupación de esta corriente crítica con el macrismo es el qué pasará después de las elecciones, cuando haya que pagar esa deuda contraída

Más noticias de Internacional