Público
Público

Un artefacto activado a distancia causó la explosión en Marrakech

Según han informado fuentes del Ministerio del Interior marroquí, ese fue el método utilizado para atentar contra el café Argana

PÚBLICO.ES / EFE

Un artefacto explosivo activado a distancia causó la explosión en el atentado de ayer contra el café Argana, situado en la plaza de Yemá el Fna de Marrakech, y en el que murieron 15 personas, según ha informado una fuente del Ministerio del Interior marroquí.

Esta fuente ha asegurado que el ministro del Interior, Taib Cherkaui, ha informado de ello tras una reunión en la Comisión de Interior en el Parlamento. "No se trata de un atentando suicida", ha dicho el ministro, quien ha señalado que las primeras investigaciones apuntan que "el artefacto explosivo fue activado a distancia, aunque las investigaciones continúan".

Cherkauiha agregado , según la agencia MAP, que todo el mundo sabe quienes recurren a este modo de actuar, y ha subrayado que la deflagración se debió a un material explosivo constituido por nitrato de aluminio y dos explosivos de TATP (triperóxido de triacetona), con fragmentos de clavos de hierro. En la mañana de hoy, fuentes hospitalarias comunicaron que se habían encontrado "objetos metálicos extraños" en los cuerpos de tres de los heridos en el atentado.

Además, el ministro ha advertido contra la posibilidad de eventuales peligros, y ha llamado a los ciudadanos a estar vigilantes, cerrar filas y concentrarse en los intereses supremos del Estado. Cherkaui ofrecerá hoy una rueda de prensa en la que se espera que dé más detalles de las investigaciones que se están llevando a cabo. 

Se han encontrado "objetos metálicos extraños" en los cuerpos de tres heridos

El suceso despertó ayer la peor pesadilla del terrorismo en Marruecos. En un principio, se atribuyó la explosión a unas bombonas de gas, aunque luego se confirmó la tesis de un atentado cuando el ministro de Comunicación marroquí, Jalid Naciri, habló de un "acto criminal organizado" y un "atentado terrorista", ya que se habían encontrado "en el lugar de los hechos objetos extraños".

Ayer, fuentes de una comisaría situada en la plaza más turística de Marrakech explicaron que un menor de edad había entrado en la cafetería poco antes y había dejado "una mochila con explosivos". Otras fuentes, sin embargo, hablaban de un suicidia que se inmoló en local.

A estas horas, todavía no se conoce la autoría del atentado. El Gobierno de Marruecos tiene varias líneas de investigación abiertas y ha asegurado que entre ellas, se baraja la posibilidad de una célula vinculada con Al Qaeda, aunque "no se puede confirmar".

Más noticias de Internacional