Público
Público

Sri Lanka El presidente de Sri Lanka suspende el Parlamento tras nombrar primer ministro

La crisis política en el país asiático, antigua colonia británica, ha suscitado preocupación en la Unión Europea, el Reino Unido y Estados Unidos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Sri Lanka Maithripala Sirisena./REUTERS

La crisis política provocada en Sri Lanka por el nombramiento sorpresa este viernes del expresidente Mahindra Rajapaksa como nuevo primer ministro, vivió hoy un nuevo capítulo con la suspensión del Parlamento anunciada por el presidente, Maithripala Sirisena, y la dimisión de ministros de su partido.

Al nombramiento del controvertido expresidente, bajo cuyo gobierno finalizó la guerra civil con los Tigres Tamiles en 2009, siguió hoy una cascada de notificaciones oficiales de Sirisena y de ruedas de prensa de diversas formaciones políticas.

"Yo, Maithripala Sirisena, presidente de la República Democrática Socialista de Sri Lanka, con esta proclamación, suspendo el Parlamento con efecto de las 12.00 horas del 27 de octubre de 2018, y fijo el 16 de noviembre de 2018 a las 10.00 para el comienzo de la nueva sesión", publicó la Gaceta gubernamental.

En una segunda publicación, el presidente que llegó al poder en 2015 con la promesa de desbancar a Rajapaksa y cambiar la cultura política del país destituyó "con efecto inmediato" de su puesto a Saman Ekanayake, el secretario del primer ministro.

La crisis política se desencadenó cuando la Alianza para la Libertad del Pueblo Unido (UPFA) de Sirisena se retiró ayer de la coalición gobernante.

La tensión se eleva hasta que el Parlamento vuelva

El secretario general de la UPFA, Mahinda Amaraweera, afirmó hoy en rueda de prensa que todos los miembros del Partido de la Libertad de Sri Lanka (SLFP) de Sirisena han dimitido de sus puestos como ministros.

Además, una fuente del SLFP que pidió el anonimato afirmó que mañana formará gobierno Rajapaksa, al que muchas organizaciones no gubernamentales internacionales han acusado por la campaña militar para acabar con los Tigres Tamiles, que se saldó con 40.000 civiles muertos en su tramo final.

La suspensión del Parlamento, que fue anunciada tan repentinamente como la toma de poder del expresidente, llegó mientras el primer ministro destituido, Ranil Wickremasinghe, pedía a Sirisena que permitiese a la cámara decidir quién cuenta con el apoyo de la mayoría de diputados.

"En lo que concierne al primer ministro, la persona que tenga el apoyo de la mayoría en el Parlamento debe ser primer ministro. Yo tengo la mayoría de los apoyos", argumentó Wickremesinghe durante una rueda de prensa en su residencia oficial.

"Ahora está en manos del Parlamento, el futuro solo puede ser decidido por el Parlamento", insistió el líder del Partido de Unidad Nacional (UNP), que en abril superó una moción de censura lanzada por la oposición de Rajapaksa.

"Rajapaksa ha actuado claramente de acuerdo con la Constitución", afirmó a los medios el portavoz opositor Dinesh Gunawardana

Wickremesinghe denunció que solo el partido de Sirisena ha abandonado la coalición, por lo que su formación todavía tendría los números para seguir al frente del Gobierno con el apoyo del Congreso Musulmán de Sri Lanka (SLMC).

Sin embargo, los miembros de la oposición conjunta que han apoyado a Rajapaksa desde las elecciones generales de 2015 afirmaron que el Ejecutivo del destituido primer ministro llegó a su fin desde que Sirisena se retiró de la coalición.

"Rajapaksa ha actuado claramente de acuerdo con la Constitución", afirmó a los medios el portavoz opositor Dinesh Gunawardana.

El Gobierno de unidad "ha acabado", sentenció Gunawardana. La crisis política en el país asiático, antigua colonia británica, ha suscitado preocupación en la Unión Europea, el Reino Unido y Estados Unidos. Los embajadores de varios países europeos afirmaron hoy en un comunicado conjunto que están "siguiendo de cerca" los eventos en la isla.

"Instamos a todas las partes a actuar plenamente de acuerdo con la Constitución de Sri Lanka, abstenerse de ejercer la violencia, seguir el proceso institucional debido, y respetar la independencia de las instituciones y la libertad de los medios de comunicación", afirmaron en la nota.

La Oficina de Asuntos de Asia Meridional y Central de Estados Unidos, dependiente del Departamento de Estado, también llamó a todas las partes a evitar la violencia.

"Estados Unidos está siguiendo los eventos en #SriLanka. Llamamos a todas las partes a actuar de acuerdo con la Constitución de Sri Lanka, evitar la violencia y seguir el proceso debido", indicó la oficina estadounidense en la red social Twitter.