Público
Público
Únete a nosotros

ATAQUE TERRORISTA EN LONDRES Tres héroes anónimos evitaron que las víctimas del atentado en London Bridge fueran el triple

Nuevas pruebas reveladas hoy por el diario británico The Sunday Times confirmarían que la intervención de un conductor de autobús y dos médicos fuera de servicio evitaron que el número de víctimas mortales del atentado, en el que fallecieron 8 personas, ascendiera a 25.

Publicidad
Media: 4
Votos: 3

El London Bridge, tomado por vehículos policiales y ambulancias tras los atentados. EFE

Antoni Kazimieres Sobanski tiene 40 años y lleva 17 conduciendo autobuses. Hoy mismo le pillamos de guardia y aunque sea domingo y Pascua, no le importa porque sólo hay que ver su perfil de Facebook para comprobar que le encanta su trabajo. Su double-decker, como se conoce a los típicos autobuses londinenses de dos pisos, es mucho más que su lugar de trabajo; es el rincón desde el que se dirige a sus miles de seguidores para hablarles de su día a día, revelar secretos sobre el funcionamiento de la red de autobuses, de las tarjetas de transporte, curiosidades o responder a cualquier tipo de duda que le plantean. Pero desde 2017 también es un refugio.

La noche del 3 de junio de aquel año Antoni cubría la ruta 40 entre la ciudad de Dulwich, al sur de Londres y Duke’s Place, en la City. Como él mismo cuenta, "las cosas estaban yendo genial" hasta que, después de casi una hora de viaje y a sólo 6 paradas del final de trayecto, todo cambió cuando pasó por uno de sus rincones favoritos: London Bridge. "Crucé el puente pasadas las 10 de la noche y recuerdo ver a gente feliz haciéndose selfies; llevo cinco años pasando por allí y me encanta hacerlo por ese ambiente".

Pero después de recoger a varios pasajeros oyó un grito que lo cambió todo: "Miré por el retrovisor y vi una furgoneta Renault blanca que avanzaba muy rápido y arrolló a una mujer (se refiere a una de las ocho víctimas mortales, la canadiense Christine Archibald). Hasta entonces seguía creyendo que había sido un accidente pero cuando vi que el coche seguía acelerando me di cuenta de que era un atentado terrorista". Y como recuerda: "Entonces comenzó la peor experiencia que he tenido nunca".

Antoni estaba allí "antes de que la policía y las ambulancias llegaran". Hoy sabemos que se convirtió en uno de los héroes de la noche porque enseguida reaccionó y eso logró evitar que el número de víctimas fuera aún mayor: "Intenté llamar a la policía y les dije a los pasajeros que se quedaran en el autobús". Recuerda que diez le hicieron caso y que "entre ellos había dos niños menores de tres años, su madre, su tía, una pareja de dos mujeres jóvenes y varios pasajeros españoles que luego fueron desalojados cuando llegó la policía y no sé muy bien adonde fueron".

Antoni se mantuvo en todo momento a medio camino entre su autobús y las víctimas que había en la calle: "Mi prioridad era proteger a mis pasajeros. Atendí a la mujer (Christine) aunque yo no tengo conocimientos de medicina; había mucha sangre y mucha gente asustada a su alrededor y tratamos de reanimarla. Todo era un caos. La gente corría de un lado a otro llamando a las ambulancias y me miraban a mí preguntándome qué pasaba ,porque seguíamos sin recibir respuesta de la policía. Yo no me separé de mi autobús, estaba cuidando de mis pasajeros y garantizando que estaban a salvo. No era seguro para ellos estar en la calzada porque esa furgoneta se había subido con tanta fuerza que había reventado las llantas. El único lugar seguro era mi autobús".

El médico que intentó salvar a Ignacio Echeverría

Porque después de usar la furgoneta, los terroristas, armados con cuchillos que Antoni describe como "incluso más grandes que los que yo tengo en la cocina y que uso con cuidado para no hacerme daño" continuaron sembrando el miedo y cobrándose más vidas; entre ellas la del español Ignacio Echeverría, que intentó protegerse con su tabla de skate y al que otro de los héroes de aquella noche, un médico fuera de servicio que se cree que era de Nottingham, intentó salvar.

No pudo hacer nada por Ignacio pero, como también hizo otro médico de Birmingham que se encontraba cenando en un restaurante de la zona, sí logró ayudar a algunas de las 48 personas que resultaron heridas antes de que la policía llegaran a Borough Market y abatiera a los terroristas.

El 7 de mayo comienza el proceso en los tribunales

El informe revelado por The Sunday Times estima que sin la participación de Antoni y esos dos médicos fuera de servicio, el numero de fallecidos podría haber alcanzado los 25; superior a los 22 que perdieren la vida una semana antes durante el concierto de Ariana Grande en Manchester. Con 25 víctimas mortales, el de London Bridge se hubiera convertido en el mayor ataque terrorista del país desde los atentados suicidas de Londres en 2005 que se cobraron 52 víctimas.

El informe revelado por The Sunday Times estima que sin la participación de Antoni y esos dos médicos fuera de servicio, el numero de fallecidos podría haber alcanzado los 25

Todo esto es parte de lo que se sabe tres años después pero aún quedan por escucharse muchos más testimonios y revelarse más detalles de lo ocurrido. Y ya falta poco para conocerlos. El próximo 7 de mayo los juzgados de Old Bayle, el tribunal penal de Inglaterra y Gales, abordarán el caso.

Y se espera también que las autoridades expliquen por qué no se tomaron medidas que podrían haber evitado lo ocurrido, como colocar barrera de protección en el puente cómo sí se había hecho tiempo antes en el de Westminster, por ejemplo.

Será también el momento de saber si utilizaron correctamente la información que tenían sobre el líder de los terroristas, Khuram Butt, de 27 años, que supuestamente estaba siendo investigado por los servicios secretos y aún así pudo perpetrar el atentado. E incluso se escuchará el testimonios de varios de sus familiares, incluida su viuda.

Para Antón será como revivir una noche que define como "diabólica" y que ha hecho que "nunca volveré a ser el mismo".