Público
Público

Atenas aplaza al jueves la solicitud de la prórroga del préstamo a sus socios europeos

Varufakis admite  que la extensión del crédito "obviamente" estaría ligada al cumplimiento de "tres o cuatro condiciones", aunque no dio más detalles sobre los posibles requisitos.

La bandera griega ondea sobre la Acrópolis de Atenas, bajo un cielo cubierto de nubes de tormenta. REUTERS/Yannis Behrakis

AGENCIAS

ATENAS/BRUSELAS.- El Gobierno griego ha aplazado hasta el jueves por la mañana, en lugar del miércoles como había anunciado inicialmente, el envío de su solicitud oficial de ampliar en seis meses el préstamo acordado con sus socios europeos, según han informado fuentes diplomáticas. El Ejecutivo de Alexis Tsipras se niega a buscar una extensión del programa de rescate de la UE y el FMI, que vence el 28 de febrero, debido a sus demandas de políticas de austeridad. En cambio, sí quiere extender un acuerdo por los préstamos.

Así, Atenas pide al Eurogrupo una extensión del crédito pero sin las condiciones incluidas en el memorándum de entendimiento, que considera que perpetuarían la austeridad contra la que se han pronunciado los votantes griegos.

La solicitud se ha aplazado por "razones de tiempo", agregaron las fuentes diplomáticas. Según informaciones de los medios locales, una vez que Grecia haya presentado su nueva propuesta, se plantea una reunión del grupo de trabajo del euro mañana mismo, a la que el viernes podría seguir otra del Eurogrupo en caso de que la solicitud sea valorada positivamente.

El ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, había señalado en una entrevista con la televisión pública alemana que la extensión del crédito "obviamente" estaría ligada al cumplimiento de "tres o cuatro condiciones", aunque no dio más detalles sobre los posibles requisitos.

El borrador de Moscovici, que Varufakis dijo podría haber firmado "aquí y ahora", fue descartado finalmente en la reunión del Eurogrupo del pasado lunes. En el texto se hablaba de la posibilidad de extender el "préstamo" actual cuatro meses, en lugar de exigir la prórroga del "programa", como decía el texto presentado por el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, sale de la mansión Maximos, en Atenas, para dirigirse al palacio presidencial. EFE/Simela Pantzartzi

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, sale de la mansión Maximos, en Atenas, para dirigirse al palacio presidencial. EFE/Simela Pantzartzi

Sin embargo, el vicepresidente de la Comisión para el euro, Valdis Domvrovskis, ha subrayado desde Bruselas que "el camino a seguir es extender el programa existente, lo que significa también sus condiciones, y entonces hay algo de flexibilidad para discutir estas condiciones". Dombrovskis admitió que "existen diferentes interpretaciones" de las dos palabras "acuerdo de crédito", por lo que hay que esperar la redacción y la "sustancia" de la propuesta.

En las conversiones están implicados el propio Dombrovskis, el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, los presidentes de la CE, Jean-Claude Juncker, y del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, y el primer ministro griego, Alexis Tsipras, según fuentes comunitarias.

Una fuente de la UE dijo que dependerá de cómo se formule la petición para que los ministros de finanzas del bloque monetario de 19 naciones, que rechazaron tales ideas en una reunión el lunes, la acepten como base para reanudar las conversaciones.

Alemania se resiste

Alemania y otros países de la zona euro se mantenían firmes en su posición de que no pueden anularse las reformas ya implementadas bajo el rescate y que Grecia tendrá que pagar todo lo que se le prestó. El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, desestimó la maniobra griega, diciendo al canal de televisión ZDF el martes por la tarde: "No se trata de extender un programa de crédito, sino de si este programa de rescate puede ser o no completado".

Sin embargo, el ministro alemán de Economía, Sigmar Gabriel, líder de los socialdemócratas, el socio menor en la coalición de gobierno dirigida por los conservadores de Angela Merkel, elogió lo que llamó una señal por parte del gobierno griego, de que está listo para negociar.

BCE revisará los fondos de emergencia para la banca griega, con la oposición alemana a que se aumenten

Mientras,  el consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) se reune en Fráncfort para decidir si sigue, o posiblemente si aumenta, la ayuda de emergencia para los bancos griegos, acosados por la retirada de depósitos. No se espera que el BCE abra la financiación esta semana, pero el banco central alemán, el Bundesbank, lidera la oposición a cualquier aumento en la financiación por parte del banco central de Grecia, dijeron a Reuters fuentes familiarizadas con la situación.

Sin la liquidez adicional, los bancos se enfrentan a dificultades porque los ahorradores retiran un dinero que podría forzar a Grecia a introducir controles de capital si no se alcanza un acuerdo. Grecia podría entonces quedarse sin dinero dentro de semanas, ya que tiene que realizar unos cuantiosos pagos al FMI en marzo.

Según una fuente comunitaria que cita la agencia Reuters, Atenas está agotando sus reservas de dinero y no será capaz de cumplir sus obligaciones de pagos después de finales de marzo a menos de que consiga recursos adicionales de sus acreedores. Grecia podrá pagar un préstamo de 1.500 millones de euros del FMI que vence a mediados de marzo pero tendrá dificultades para cumplir los vencimientos posteriores pese a los continuos esfuerzos para minimizar las necesidades financieras, dijo esta fuente.

El Ministerio de Finanzas heleno publica en Internet  sus documentos de negociación en el Eurogrupo

En medio del debate, el Ministerio de Finanzas heleno ha hecho públicos a través de Internet este miércoles sus documentos de negociación en las dos últimas reuniones del Eurogrupo dedicadas al futuro del rescate de Grecia, incluyendo las intervenciones a puerta cerrada ante sus socios europeos del ministro Yanis Varoufakis.

Entre los documentos publicados se encuentra también un polémico borrador de comunicado sobre la extensión del actual préstamo a Grecia atribuido al comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, que fue retirado antes del inicio del Eurogrupo del pasado lunes y sustituido por otro que Atenas consideró inaceptable y provocó la ruptura de las negociaciones.

En sus documentos de negociación, Grecia reconoce que "las necesidades de financiación para 2015 y en los próximos meses son una preocupación urgente e inmediata". A finales de enero, los ingresos fiscales eran inferiores en 2.000 millones de euros a lo previsto en el memorándum del rescate. Y los pagos al Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo (BCE) y otros acreedores ascienden a 17.000 millones de euros durante este año.

Más noticias de Internacional