Público
Público

Australia pone fin a once años de Gobierno conservador

El primer ministro, John Howard, corre el riesgo de perder su propio escaño

PÚBLICO.ES / AGENCIAS

John Howard, ha llamado por teléfono a su rival, el laborista Kevin Rudd, para reconocer su derrota. Muy pronto hará una declaración pública en el mismo sentido. El mejor aliado de Bush entre los países del Pacífico ha sufrido una clara derrota tras una campaña muy centrada en la lucha contra el cambio climático. La izquierda reprochó a Howard su falta de interés en las causas medioambientales y su negativa a firmar el Protocolo de Kioto.

Con cerca de un 75 por ciento de los votos escrutados, la Comisión Electoral de Australia reveló que un 53,25 por ciento del total era para el Partido Laborista de Rudd, y un 46,75 para la Coalición Liberal de Howard.

Según esos porcentajes, los laboristas había conseguido 72 escaños de los 150 que integran el Parlamento, y los liberales 47 escaños.

Howard sostiene una reñida pugna con la laborista Maxine McKew para retener el escaño del distrito de Sydney que representa en el Parlamento. Con el 73% de los votos escrutados en el distrito electoral de Bennelong, Howard ha recibido el 45,06%, y McKew cuenta con el 45,94%.

Según los analistas, debido al complicado sistema electoral australiano y al ajustadísimo resultado entre Howard y McKew, es posible que no se conozca al ganador hasta el escrutinio del voto emitido por correo.