Público
Público

Bashir culpa del genocidio en Darfur a la época colonial

El dictador sudanés critica el "doble rasero" de la Corte Penal Internacional y pide que investigue Irak o Afganistán

PÚBLICO.ES

En su primera entrevista a un diario occidental desde que fuera acusado de genocidio por la Corte Penal Internacional en 2009, el dictador sudanés, Omar al Bashir, ha reiterado que no piensa presentarse ante el Tribunal, al que acusa de exagerar las cifras de muertos. Bashir se asume la responsabilidad de lo que suceda en su país, sin embargo cree que es víctima de una conspiración desde Occidente para derrocarlo.

"Todo lo que pasa es mi responsabilidad. Pero lo que pasó en Darfur es, antes de nada, el típico conflicto heredado de la etapa colonial. Como Gobierno, luchamos contra los que se han levantado con las armas contra el Estado, pero algunos de los insurgentes atacaron varias tribus, así que hubo bajas humanas. Sin embargo no son de cerca las que los medios occidentales están diciendo, esos números han sido exagerados por una razón", dijo Bashir al diario The Guardian.    

Naciones Unidas, sin embargo, calcula que en Darfur han muerto 300.000 personas y que el conflicto entre las fuerzas de Bashir y los rebeldes, ha creado 2,7 millones de desplazados desde 2004. Bashir no acepta una cifra de muertos superior a las 10.000 personas y habla de 70.000 desplazados como máximo.

El sudanés, es el primer jefe de Estado en activo acusado por La Haya de crímenes contra la humanidad, pero él no pierde el tiempo en valorarlo:"Es tan sólo una cuestión política de doble rasero, porque hay crímenes obvios como los de Palestina, Irak y Afganistán, que no han sido llevados ante un tribunal internacional", asegura. "La misma decisión por la que el caso de Darfur fue transferido a la Corte Penal, establecía que los soldados estadounidenses no pueden ser interrogados por la corte", añadió.

Bashir carga en la entrevista contra el fiscal Luis Moreno Ocampo, cuyo comportamiento define como  "el de un activista político y no el de un profesional del derecho. Trabaja en una gran campaña para añadir más mentiras. La mayor  es cuando dijo que yo tenía 9.000 millones de dólares en uno de los bancos británicos. Gracias a Dios, el banco británico y el ministro de Finanzas negaron tales acusaciones".

Más noticias de Internacional