Público
Público

Birmania defiende ante sus vecinos los derechos humanos

EEUU presiona económicamente a la ASEAN para ablandar a la Junta Militar. Washington advirtió que no firmará nuevos acuerdos económicos con la ASEAN hasta que cambie 'la situación política'.

ANDREA RODES

La Junta Militar que gobierna Birmania con mano de hierro y detiene a los opositores firmó ayer un borrador que promueve la protección de los derechos humanos y la democracia.

Se trata de la nueva Carta de la Asociación de Naciones del Sur Este Asiático (ASEAN), que firmaran hoy en Singapur los ministros de Exteriores de sus diez países miembros.

La Carta dotará a la organización de poderes legales
para intervenir en determinados asuntos internos de los estados miembros e implica la creación de una agencia de derechos humanos.

La medida supone el fin de la llamada ASEAN way: una política basada en el principio de no interferencia, que ha tenido consecuencias graves para países como Birmania -miembro de la ASEAN desde 1997-, donde la junta militar ha cometido abusos continuados contra los derechos humanos de la población civil.

La ASEAN, formada durante la Guerra Fría para frenar el avance del comunismo, creyó que la admisión de Birmania aceleraría la democratización y el buen gobierno del régimen.

Pero la realidad ha sido otra: la ASEAN way ha servido de excusa para tolerar abusos de derechos humanos y dificultar la solución efectiva de asuntos diplomáticos, la integración económica y la degradación medioambiental de los países miembros.

Los miembros de la ASEAN hicieron ayer oídos sordos a la demanda de EEUU y la UE de aumentar las sanciones contra Birmania. Washington advirtió que no firmará nuevos acuerdos económicos con la ASEAN hasta que cambie 'la situación política'.

La presidenta filipina, Gloria Macapagal, dijo ayer que su país no aprobará ninguna declaración conjunta si la Junta Militar no se compromete con la democracia.

Birmania se ha convertido en el principal problema de la ASEAN, que ha perdido credibilidad internacional por no imponer sanciones contra la Junta Militar.

Hasta hoy, la organización asiática tomaba decisiones mediante el consenso informal de sus miembros y no tenía poder real para aplicarlas. Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia e Indonesia son los cinco miembros fundadores de la ASEAN. El resto de países son Brunei, Laos, Vietnam,Birmania y Camboya.

Reformas necesarias

Se espera que la nueva Carta aumente la efectividad de la ASEAN como ente político y no solamente económico. Los países miembros se han beneficiado de un mayor comercio e inversión entre ellos, aunque la emergencia de India y China como nuevas potencias de la zona han cambiado las condiciones de mercado exigen reformas dentrode la ASEAN.

El primer ministro birmano Thein Sein confirmó ayer en Singapur que su país no opondrá resistencia a la firma de la Carta, que implica un mayor control de los derechos humanos, pero no permite sancionar a los gobiernos que cometan abusos. Además, la Carta debe ser ratificada por los parlamentos de los países miembros.

Más noticias de Internacional