Público
Público

BP pagará todos los daños ocasionados por la fuga de fuel

La petrolera admite que el desastre trunca sus planes de abrir nuevas áreas de perforación

Reuters

La empresa petrolera British Petroleum (BP) compensará económicamente a todos los afectados por el derrame de petróleo de uno de sus pozos en el Golfo de México. Así lo ha comunicado Tony Hayward, director de la compañía, quien además admite que "el desastre afectará a planes futuros de abrir nuevas áreas de perforación en la costa EE.UU".

"Estamos asumiendo toda la responsabilidad por el derrame de fuel. En primer lugar debemos limpiar completamente el fuel de la costa, y luego, atenderemos a la gente para que pueda reclamar los daños que les ha ocasionado la catástrofe", explica Hayward.

El derrame masivo, que comenzó cuando una plataforma petrolera se incendió y se hundió la semana pasada, está destruyendo toda la vida silvestre y los bancos de marisco en la costa de Louisiana. Sin embargo, el directivo de la compañía promete "una respuesta eficaz al derrame, incluyendo una flotilla de 80 buques y varios aviones".

El coste para la industria pesquera de Luisiana podría ser 2,5 mil millones dólares, mientras que el impacto sobre el turismo a lo largo de la costa de Florida podría ser de 3.000 millones de dólares, según Neil McMahon, analista de la firma de inversión Bernstein.

Algunos rumores apuntan que la catástrofe del derrame de fuel también podría afectar a los planes del presidente Barack Obama para conquistar algunas áreas costeras con recursos minerales fuera de los EE.UU.

"Barack Obama será juzgado por su éxito al enfrentarse a este incidente"

Preguntado por ello, Tony Hayward cree que "el Gobierno americano será juzgado en las elecciones por el éxito que tenga frente a este incidente".

Hayward promete "examinar de forma muy rigurosa el reglamento de seguridad petrolera para garantizar en mayor medida que nunca algo como esto vuelva a suceder", dijo.

El director de BP señala que los posibles cambios podrían estar relacionados con la experimentación de nuevos equipos para "evitar erupciones en el suelo del océano", aunque agregó que "es imposible decir cómo se podría mejorar el equipo hasta que se conozca  la causa del accidente".

Más noticias de Internacional