Público
Público

Brasil La Justicia brasileña abre un juicio por corrupción contra el candidato que sustituyó a Lula

El juez quinto criminal de Barra Funda considera procedente la denuncia por corrupción pasiva y lavado de dinero que la Fiscalía presentó contra Fernando Haddad.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Fernando Haddad, el candidato que sustituyó a Lula da Silva en las pasadas elecciones presidenciales de Brasil EFE/Archivo

La Justicia del estado brasileño de Sao Paulo aceptó este lunes abrirle un juicio por corrupción al exalcalde Fernando Haddad, el candidato que sustituyó al encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en las pasadas elecciones presidenciales, en las que fue derrotado por Jair Bolsonaro.

El juez quinto criminal de Barra Funda, uno de los foros de Justicia de Sao Paulo, consideró procedente la denuncia por corrupción pasiva y lavado de dinero que la Fiscalía presentó contra Haddad y decidió llevar a Juicio penal al exalcalde de Sao Paulo en la condición de procesado.

Haddad, escogido como candidato presidencial del Partido de los Trabajadores (PT) luego de que Lula fuera inhabilitado por estar preso y condenado en segunda instancia por corrupción, disputó en octubre la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil con el ultraderechista Bolsonaro, quien venció con el 55 % de los votos.

La denuncia de la Fiscalía se basó en una confesión del empresario Ricardo Ribeiro Pessoa, presidente de la constructora UTC Engenharia y quien admitió haber hecho una donación de 2,6 millones de reales (unos 702.702 dólares) para pagar las deudas que quedaron tras la campaña electoral de 2012 en la que Haddad fue elegido como alcalde de Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil.

Pessoa afirmó que la ayuda financiera fue solicitada por el entonces tesorero del PT, Joao Vaccari Neto, y que los recursos fueron aportados como soborno por los contratos con la petrolera estatal Petrobras que le fueron adjudicados irregularmente a la UTC Engenharia en el Gobierno de Lula.

La Fiscalía también denunció a Haddad por el crimen de asociación para delinquir, pero el juez no aceptó abrir juicio por este delito.

Haddad, que ha negado la acusación en diversas oportunidades, reiteró este lunes que la confesión de Pessoa no tiene ninguna credibilidad y que, por lo tanto, se le abrió un juicio sin ninguna prueba en su contra. "La denuncia es un intento de reciclar la ya conocida delación de Ricardo Pessoa, que no tiene credibilidad. Con ese mismo testimonio, sobre los mismos hechos, de un delator cuyo relato ya fue desconsiderado por la Corte Suprema, la Fiscalía hizo una denuncia por irregularidades electorales que no fue acatada por la Justicia", según un comunicado de su oficina de prensa.

Esta es la primera vez que la Justicia acepta abrirle un juicio a Haddad, que enfrenta otras acusaciones.

La denuncia por corrupción pasiva y lavado de dinero acatada por la Justicia se extiende a Haddad, Vaccari, Pessoa, Walmir Pinheiro Santana -otro ejecutivo de la UTC- y el cambista Alberto Youssef, cuyas empresas supuestamente fueron usadas para la transferencia de los recursos.

Bolsonaro obtuvo el respaldo de la mayoría de los electores brasileños tras una campaña en la que una de sus principales banderas fue combatir la corrupción de los gobiernos del PT.