Público
Público

Brexit Crónica de un divorcio anunciado: los 27 dan su respaldo al brexit

Ahora, May deberá conseguir el ‘okay’ de la Cámara de los Comunes que no está en absoluto asegurado.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La primera ministra Theresa Maya a su llegada a la cumbre sobre el brexit en Bruselas. YVES HERMAN/EFE

Tragedia en tres actos, el referéndum, el acuerdo, la partida. Reino Unido va a abandonar la Unión Europea el próximo 29 de marzo y lo hará bajo las condiciones que establece el acuerdo de salida al que los 27 han puesto su sello este domingo. Nadie quería pensar en otro escenario. Y así se lo hicieron saber a Theresa May los líderes europeos a su llegada a Bruselas. Ahora, con el texto aprobado, May deberá conseguir el ‘okay’ de la Cámara de los Comunes, que no está en absoluto asegurado.

Apenas unos minutos necesitaron los 27 para dar luz verde al acuerdo de salida de Reino Unido de la Unión Europea. Se consuma así Brexit, al menos de momento, tras dieciocho meses de duras negociaciones que casi dan al traste tras amenazas España con boicotear la cumbre debido a su desacuerdo con el estatus de Gibraltar en ambos documentos.

“El Consejo Europeo respalda el acuerdo de retirada del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte de la Unión Europea,” dicen las conclusiones aprobadas por el Consejo Europeo en una mañana gris y nublada de domingo. Ahora Theresa May deberá llevar el acuerdo de vuelta a Londres y lograr el 'O.K' del Parlamento, Bruselas necesita que el Parlamento Europeo haga lo propio. El acuerdo entrará en vigor el próximo 30 de marzo, la fecha oficial del Brexit. Si pasa el corte parlamentario.

En las conclusiones, el Consejo ha aprobado también la declaración política sobre la relación futura de la UE con el Reino Unido, en la que establece la voluntad europea de lograr “lo antes posible” un partenariado con los británicos. Lo que no aparece por ninguna parte —de momento— es la declaración sobre Gibraltar que, según fuentes diplomática, será un documento paralelo al acuerdo de salida y la declaración política.

Además, los estados miembros aprovechan para agradecer el “incansable” trabajo del jefe negociador de la Unión, Michel Barnier y su contribución “a mantener la unidad entre los 27” durante las negociaciones.

Bruselas, de luto

Bruselas está de luto. La ciudad se ha levantado gris, con una niebla espesa y sombría que cubre la ciudad desde primera hora de la mañana. Hay nubes en el horizonte de esta Europa que hoy despide simbólicamente a uno de los miembros más importantes de su familia, el Reino Unido. “Es un día triste para Europa,” una tragedia, ha dicho el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker a su llegada a la cumbre que debe dar luz verde al acuerdo para la salida de Reino Unido de la UE. Pero, ha advertido, no hay margen de maniobra, “este es el mejor acuerdo que Gran Bretaña podría lograr.”

"Hemos trabajado y negociado con el Reino Unido, no contra el Reino Unido"

En la misma línea se ha expresado su jefe negociador, Michel Barnier, que ha llevado el peso de las negociaciones y cuyo trabajo ha sido ensalzado por los 27. “Hemos trabajado y negociado con el Reino Unido, no contra el Reino Unido,” ha afirmado Barnier. “Ahora es el momento de que todo el mundo asuma sus responsabilidades,” ha subrayado el jefe negociador sobre el voto del Parlamento Británico, que deberá dar luz verde al texto, pero cuyo apoyo está en entredicho. Theresa May no puede contar siquiera con seguridad con los votos de su propio partido, no ya con los de los demás.

“Obviamente habrá un debate pero creo que Theresa May ha luchado muy duro”, ha asegurado el primer ministro holandés Mark Rutte. Rutte ha dicho que si él fuera diputado británico votaría a favor del acuerdo porque cumple con el mandato del referendum al tiempo que limita el impacto negativo del Brexit en Reino Unido. “No quiero pensar en un voto negativo,” ha insistido el premier de Países Bajos.

También el presidente del Parlamento Europeo, que deberá al igual que el británico votar el documento, quiere ser “optimista” sobre la ratificación del acuerdo de salida. “Este acuerdo es bueno para ambos, el Reino Unido y Europa,” ha subrayado Antonio Tajani. “Ahora debemos allanar el camino para el futuro,” ha insistido.

Tajani: "Ahora debemos allanar el camino para el futuro"

Menos positiva ha sido la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaitė, que ha aseguró que “todo podría pasar” y contempla al menos tres escenarios: la caída del gobierno de Theresa May y por lo tanto la convocatoria de elecciones, un segundo referéndum o incluso una nueva negociación.

Grybauskaité, preguntada por el acuerdo con España para solventar el conflicto sobre Gibraltar ha sido mucho más críptica. “Prometemos prometer,” ha dicho la premier lituana, “un truco europeo” pero se ha apresurado a subrayar que “normalmente lo que prometemos, lo cumplimos tarde o temprano.” Tajani, ha afirmado que era justo que España reclamara sus derechos y considera positivo el acuerdo final, porque el que tanto los 27 como el gobierno británico reconocen que Madrid tendrá la última palabra sobre cualquier acuerdo futuro que afecte a Gibraltar.

Y de futuro ha hablado Emmanuel Macron. El presidente de Francia ha llamado a los estados miembros a aprender la lección. Con el acuerdo de hoy, ha dicho, se cierra una etapa que ha puesto de manifiesto la fragilidad de la Unión Europea, la necesidad de una refundación. “Nuestra Europa necesita una refundación, una opción que yo apoyo y sobre la que debemos trabajar,” ha subrayado Macron que apunta a las elecciones europeas como base para esta reforma. “Esta Unión debe ser refundada profundamente por nuestros conciudadanos,” ha insistido.

La celebración misma de la cumbre estuvo en el aire debido a las amenazas de España de boicotear el Consejo Europeo debido a discrepancias sobre la cobertura que el texto actual da al poder de veto de España sobre cualquier decisión que afecte al futuro de Gibraltar. Un acuerdo de última hora que incluye tres de claraciones, dos de los 27 y una de Reino Unido, asegurando que la aplicación geográfica de los acuerdos futuros no incluirá necesariamente al peñón y España tendrá la última palabra hizo posibel el desbloqueo. El presidente del gobierno Pedro Sánchez, no ha hecho declaraciones a la prensa a su llegada a Bruselas.