Público
Público

Bruselas advierte a Escocia de que no interferirá en un "proceso interno"

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, rechaza reunirse con la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, que sí ha mantenido reuniones con el jefe del Ejecutivo comunitaria, Jean-Claude Juncker, el responsable del Parlamento Europeo, Martin Schulz y con los diferentes grupos de la Eurocámara.

El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, recibe a la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon. - EFE

AGENCIAS

BRUSELAS.- Las instituciones europeas han escuchado este miércoles la posición de la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, y su deseo de que Edimburgo mantenga el vínculo con la UE, una vez se produzca la desconexión con el Reino Unido, pero también le han advertido que no interferirán en un "proceso interno". "Escucharé con atención", afirmó el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, poco antes de reunirse con Sturgeon en Bruselas, aunque aseguró que el Ejecutivo comunitario no va "a interferir".

La reacción inmediata de Sturgeon tras conocerse el resultado del referéndum del 23-J favorable a la ruptura con la Unión Europea (UE) ha sido subrayar la esperanza de Escocia, de que una vez se produzca la ruptura con el bloque comunitario, que esa región del Reino Unido mantenga los vínculos con Bruselas. "Ni Donald (Tusk, presidente del Consejo Europeo) ni yo tenemos la intención de interferir en un proceso británico. Esa no es nuestra obligación ni nuestro trabajo", recalcó.

Tusk que también recibió una solicitud de Sturgeon para reunirse con él aprovechando su visita a Bruselas, decidió que "no es el momento apropiado" para el encuentro. "Él está muy agradecido por esta solicitud, pero piensa que no es el momento apropiado dada la situación en el Reino Unido después del voto" a favor del Brexit, señalaron fuentes comunitarias.

En una rueda de prensa tras la cumbre de líderes en Bruselas, en el que por primera vez el Reino Unido no estuvo representado, el presidente de Francia, François Hollande, afirmó que Sturgeon "tiene derecho a ser escuchada". Sin embargo, aseguró que "la negociación se hará con el Reino Unido, sobre soluciones que podrán eventualmente concernir a Escocia". El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, rechazó una posible negociación separada de Escocia con la UE para permanecer en el club comunitario, y advirtió de que "si el Reino Unido se va en la negociación, Escocia también se va de las instituciones de la UE".

Sturgeon empezó su ronda de contactos en Bruselas con el presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, a primera hora, un encuentro que ella misma calificó de "introductorio". La ministra de la región, en la que un 62 % de los votantes apostó en el referéndum por la permanencia en la UE, manifestó que "aún es pronto" para saber cuál será el futuro de Escocia, pero dejó "muy claro" el deseo de los escoceses de permanecer en el bloque comunitario y de "proteger" la relación de Escocia con los demás socios.

"Ha sido un placer encontrarme con el presidente y abordar la situación actual. Ha sido una buena oportunidad para fijar la posición de Escocia y el deseo de Escocia de permanecer en la UE", afirmó Sturgeon en declaraciones a la prensa tras una entrevista de aproximadamente una hora.

Schulz por su parte dijo que había "escuchado atentamente" a Sturgeon y que ha "aprendido mucho" durante la reunión, aunque no hizo ninguna valoración adicional sobre su posición respecto al lugar que debe ocupar Escocia en la UE. El PE mostró su "simpatía" por el pueblo escocés, pero subrayó que se trata de un tema interno y que el debate sobre el futuro de Escocia en el Reino Unido y en la UE debe producirse "primero a nivel interno", señalaron a Efe fuentes comunitarias.

Desde el grupo del Partido Popular Europeo (PPE) en el PE, fuentes de la formación dijeron que el encuentro con su líder, Manfred Weber, fue una reunión "de cortesía", pero no hicieron más valoraciones. Sí precisaron que el caso de Escocia es "completamente distinto" al de Catalunya. Por parte del grupo de los socialistas en la Eurocámara, su presidente, Gianni Pittella, expresó a Sturgeon su "tristeza" por el resultado del referéndum y mostró su interés en "observar el apego de los escoceses en Europa", explicaron a Efe fuentes del grupo.

El líder de los liberales (ALDE) en el PE, Guy Verhofstadt, calificó el encuentro de "productivo", "entre dos pro-europeos de los dos lados del canal". "Pase lo que pase ahora con el Reino Unido tenemos que asegurar que la cooperación entre la UE y Escocia sigue siendo óptima", afirmó el ex primer ministro belga. Sturgeon también tuvo reuniones informales con varios miembros de la Izquierda Unitaria Europea. Por parte de los Verdes, grupo del que son miembros dos parlamentarios del Partido Nacionalista Escocés (SNP) de Sturgeon, su copresidente, Philippe Lamberts, explicó que había mantenido un encuentro "amistoso" con la ministra principal de la región y esperó que ésta tenga protagonismo en las negociaciones con el Reino Unido.

Más noticias de Internacional