Público
Público

Bruselas y el BCE se desmarcan del 'mea culpa' del FMI por el daño del rescate a Grecia

Mario Draghi rehusa pedir disculpas tras las acusaciones del FMI, afirmando que el país heleno "ha llevado a cabo un ajuste extraordinario" impensable hace unos años. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea (CE) ha defendido este jueves el papel desempeñado en la gestión de la crisis griega tras las críticas realizadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI). También el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, se ha desmarcado de estas acusaciones asegurando que 'Grecia ha llevado a cabo un ajuste. extraordinario'

El FMI y la CE colaboran conjuntamente con el Banco Central Europeo (BCE) en la troika, la tríada de acreedores internacionales que además controla el cumplimiento de las condiciones impuestas al país heleno a cambio de la asistencia financiera. El FMI admitió el pasado miércoles haber cometido errores importantes en los tres últimos años respecto al rescate a Grecia, según un documento interno 'estrictamente confidencial' al que tuvo acceso The Wall Street Journal.

En este informe, la institución reconoce que  subestimó el daño que sus medidas de austeridad podrían causar a la economía de Grecia que ha permanecido en recesión durante años. 'La CE no está de acuerdo con algunas de las conclusiones del informe', aseguró el portavoz del Ejecutivo comunitario para Asuntos Económicos y Monetarios, Simon O'Connor, en la rueda de prensa diaria de la institución.

La Comisión Europea rechaza en concreto dos puntos del informe del FMI. En primer lugar, el tiempo en el que debería haberse efecutado la quita aplicada al sector privado sobre la deuda pública. Desde el Ejecutivo comunitario creen que no se impusieron suficientes reformas estructurales al país heleno para apuntalar su economía.

Respecto a la reestructuración de la deuda del país, 'el informe ignora en este punto la interconexión que existe entre los países de la euroarea y una quita hubiera podido suponer un contagio sistémico en ese momento y hubiera debilitado el programa' griego, afirmó el portavoz. 'Una quiebra sin control de Grecia en 2009 o 2010 (...) creemos que hubiera tenido consecuencias devastadoras no solo para la zona euro, sino para la propia Grecia, y esa es la clave', aseguró.

La crítica del FMI está 'simplemente equivocada y no tiene fundamento', afirma el portavoz de la CE.

Respecto a las reformas, O'Connor indicó que la crítica del FMI está 'simplemente equivocada y no tiene fundamento' y defendió que la CE 'ha sido una gran impulsora tras la parte de reformas estructurales del programa'. El portavoz defendió también las previsiones macroeconómicas presentadas por la CE a principios de mayo, que estiman que Grecia saldrá de la recesión en 2014, frente a la postura del informe del FMI que espera que se retrase aún más.

Por su parte, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dijo hoy que 'Grecia ha llevado a cabo un ajuste extraordinario'. En la rueda de prensa tras la reunión del consejo de gobierno, Draghi señaló: 'Tenemos que reconocer el progreso que ha hecho el país'.

La CE prevé analizar su actuación en un informe propio, aunque todavía no hay una fecha para su publicación. La presidenta de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara pidió también que la tríada rinda cuentas de manera democrática, para lo que propuso comenzar con audiencias públicas del FMI en el Parlamento Europeo.

El Fondo Monetario Internacional ha rehusado enfrentarse a la Comisión Europea sobre el crítico informe elaborado por la institución que dirige Christine Lagarde acerca del primer programa de rescate de Grecia, y ha defendido que la 'troika' -el Banco Central Europeo, la CE y el FMI- 'funcionó y continúa funcionando bien'.

En rueda de prensa, el portavoz del FMI ,Gerry Rice, recordó que la 'troika' supuso una nueva forma de trabajo con sus socios europeos, y aseguró que todos sus miembros están de acuerdo en que la crisis de Grecia fue 'excepcionalmente difícil', así como en que se podrían haber hecho 'algunas cosas diferentes'.