Público
Público

"Cameron es un verdadero euroescéptico"

Entrevista al diputado tory Jacob Rees-Mogg (Somerset,1969)

CONXA RODRÍGUEZ

El diputado tory Jacob Rees-Mogg (Somerset,1969) responde al estereotipo de aristócrata, sin título. Desde Harold Macmillan (1894-1986), nadie en el Partido Conservador utiliza la pulcra gramática y el tono de voz anguloso del que se sirve Rees-Mogg para su sermón euroescéptico. Educado como Macmillan en Eton y Oxford, el diputado difícilmente podrá liderar el partido porque su talante representa a una especie que se resiste a la extinción. En 1997, fue a buscar votos al distrito pobre de Fife (Escocia) con su Bentley y la niñera de sus hijos: obtuvo el 9% del escrutinio. Exhibe un sentido del humor muy inglés, capaz de reírse de sí mismo al decir: "En cuanto abro la boca, pierdo votos".

¿David Cameron ha rechazado los tratados europeos por defender los intereses nacionales o por miedo a los euroescépticos?

Ha hecho lo correcto, que es defender nuestra industria financiera y protegerla de nuevas regulaciones de Bruselas. Cameron es un verdadero euroescéptico. Hay que tener en cuenta que era asesor del ministro de Economía en 1992, cuando tuvimos que salir del Sistema Monetario Europeo y conoció de primera mano el caos y los problemas de Europa. Ahora, no va tan lejos como algunos euroescépticos querrían, pero él es euroescéptico de principios.

¿La City de Londres puede ser el centro financiero de Europa al lado de 26 países fiscalmente armonizados?

Sí. Hace 20 años, en Maastricht,ya nos decían que quedaríamos aislados. La razón de que Londres sea un centro financiero no tiene nada que ver con el euro ni con Europa, sino con la capacidad de las personas que entienden los mercados, la deuda, la liquidez, los productos financieros y el sistema regulatorio nuestro, que lo suaviza todo.

"Democratizar la UE no es práctico: tiene demasiadas lenguas y burocracia"

Aparte de la llamada tasa Tobin', ¿qué otros aspectos de los nuevos acuerdos les pueden perjudicar?

Las regulaciones que nos caerán encima. La City va de mercado libre, mientras que Euro-pa va de estructuras burocráticas y falta de legitimidad democrática. Los diputados europeos desempeñan un papel menor. Yo estoy en la comisión parlamentaria que trata con Europa. Las leyes europeas se incorporan a nuestra legislación sin que podamos hacer nada. La única manera de rechazarlas es adoptando el veto. No queremos integración política, sino cooperación intergubernamental basada en la unanimidad, no en la votación mayoritaria.

¿Están ustedes aprovechando la crisis del euro para volver a la Comunidad Europea?

El euro ha fracasado, la solución es volver a las monedas nacionales y ser de nuevo competitivos. Los ingleses se van de vacaciones a Turquía, porque es barata, en lugar de ir a Grecia, Italia o España. El mayor proyecto de integración europea ha fracasado y provoca miseria a nuestros vecinos y colegas de la UE.

Seis millones de británicos van cada año a España con una libra que roza la paridad con el euro. ¿Le parece que les va tan bien fuera del eruo?

Mire los precios de los bonos. Los mercados tienen confianza en nosotros. La libra ha subido un poco. Somos dueños de nuestra moneda.

Tardaron 20 años en entrar en la Comunidad Económica Europea. ¿Se ve en el euro en 20 años?

El Gobierno de 1955 acertó en quedarse fuera y el de 1973 se equivocó en entrar. Estamos encantados de estar fuera del euro. Algunos países se arrepienten de haber entrado a pesar de que no se atreven a salir. Este país no se integrará nunca en el euro.

Se habla de la primavera inglesa' para forzar un referéndum sobre Europa. ¿Está usted en el complot?

Yo no me apunto al referéndum sin saber qué vamos a preguntar. No me gusta el funcionamiento de la UE, pero aquí disponemos de estructuras democráticas para rechazar lo que no queramos de Europa. Hay cosas, como la libre circulación de trabajadores, que son positivas para todos. Estoy a favor de consultar en referéndum la repatriación de una serie de poderes como las directrices laborales, la política de pesca o las normativas financieras. Apoyo la consulta para la vuelta de un paquete de competencias, pero no defenderé un referéndum si la pregunta es estar dentro o fuera de la UE.

"El euro ha fracasado y la solución es volver a las monedas nacionales"

Si el problema es la falta de democracia en la UE, ¿por qué no intentan democratizarla desde dentro?

Porque no se puede. La UE no es un único pueblo. Es demasiado grande y tiene demasiadas lenguas, demasiada burocracia. No es correcto que alemanes, franceses y británicos se impongan sobre los españoles. No es práctico democratizar la UE.

¿Cree que la geografía y la historia de este país, aislado por accidente geográfico, les marca en política?

Sí, somos distintos que la Europa continental.

El reciente veto a la UE ha fracturado la coalición de conservadores y liberales. ¿Cuánto durará el Gobierno?

No es nuevo que conservadores y liberales piensen de forma distinta sobre Europa. Ambos partidos han sacrificado ideas para mantener la coalición por el bien de los intereses nacionales. Si se rompe la coalición, será por algo inesperado, no por Europa. Cameron y Clegg tienen una relación muy fuerte, ambos tienen diputados que los empujan a ir más lejos.

¿Usted siempre quiso ser diputado?

Lo he intentado en varias elecciones y lo he conseguido. Es muy interesante inmiscuirse en la política de Westminster, en estos edificios que respiran 900 años de historia.

Más noticias de Internacional