Público
Público

Canadá pone fin al conflicto con China y libera a la directora financiera de Huawei después de tres años retenida

Como respuesta, China ha soltado a dos canadienses que tenía retenidos desde 2018 acusados de espionaje.

Meng Wanzhou tras ser anunciada su libertad.
Meng Wanzhou tras ser anunciada su libertad. EFE

Tres años después todo acabó. Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei, ha sido puesta en libertad por el Gobierno de Canadá, que la retenía desde 2018 mientras EEUU intentaba su extradición para enjuiciarla y acusarla de fraude. China, en respuesta, detuvo y acusó de espionaje a dos canadienses, Michael Spavor y Michael Kovrig. Este viernes, tras un acuerdo entre ambas potencias, las tres personas han sido puestas en libertad. 

La detención de la directora financiera de Huawei tuvo lugar en un contexto de tensión internacional que arrancó con el Gobierno de Donald Trump introduciendo a la compañía china en la lista negra de empresas acusándola de espionaje. La empresa, puntera en la tecnología 5G, respondió sin temor al bloqueo y anunció que se insertaría en el mercado internacional al margen de todas las compañías estadounidenses. A los pocos días, además, dos canadienses eran detenidos en China acusados de espionaje

Canadá ha puesto en libertad a Meng Wanzhou este viernes, después de que la directora financiera de Huawei llegase a un acuerdo con las autoridades estadounidenses para suspender el proceso judicial por fraude contra ella y la compañía china.

"La jueza ha liberado a Meng Wanzhou de todas su condiciones de la libertad bajo fianza. Meng Wanzhou está libre para abandonar Canadá", dijo el Ministerio de Justicia de Canadá. Meng estaba en libertad bajo fianza en Vancouver desde diciembre de 2018 y vivía con su familia en una de las dos mansiones que posee en la ciudad canadiense

Como respuesta, China ha liberado a Michael Spavor y Michael Kovrig, los dos canadienses detenidos en China desde diciembre de 2018 en represalia por el arresto de Meng Wanzhou.

Los dos "Michael", como son conocidos popularmente en Canadá, fueron detenidos por las autoridades chinas inmediatamente después del arresto de Meng en Vancouver, lo que fue interpretado por los analistas como una represalia para presionar a Ottawa.

Más noticias de Internacional