Público
Público

El candidato a comisario de Justicia de la UE, abierto a revisar la euroorden

Se estima que una eventual reforma de la euroorden tomaría dos años en el mejor de los casos, con lo que difícilmente afectaría a la situación de Puigdemont y los otros seis políticos catalanes en el extranjero acusados en el ‘procés’.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Didier Reynders, en una foto de marzo de 2019, en una comparecencia en el Parlamento belga, cuando ocupaba el cargo de ministro de Exteriores y de Defensa. AFP/Benoit Doppagne

El candidato a comisario de Justicia de la UE, el belga Didier Reynders, ha prometido que “considerará muy seriamente” proponer una revisión de la euroorden si el Parlamento Europeo confirma su nombramiento como nuevo comisario de Justicia en el pleno del próximo 23 de octubre.

La promesa forma parte de la respuesta del belga a las preguntas escritas de la Eurocámara, parte del examen de Reynders para convertirse en comisario de Justicia de la Unión Europea. Luis Garicano, eurodiputado de Ciudadanos, había llegado a amenazar con votar en contra de Reynders si este no se comprometía a reformar la euroorden, a pesar de que el belga es también liberal, y su partido es miembro de Renovar Europa, el mismo grupo de la Eurocámara del que la formación naranja forma parte.

“El sistema de orden de arresto europeo depende completamente de la cooperación efectiva entre los Estados Miembros. La Comisión está haciendo una evaluación de cumplimiento de todas las legislaciones nacionales que trasponen la Decisión Marco [de la euroorden] y por tanto considerará si se ha producido alguna infracción [en el proceso]. A la luz de esta evaluación, consideraré muy seriamente si proponer una revisión de la euroorden”, ha escrito Reynders en su respuesta.

La segunda parte del examen que tendrá que pasar Reynders tendrá lugar el miércoles que viene, cuando el belga se enfrente a un interrogatorio de tres horas ante los eurodiputados, en el que se espera que vuelva a responder preguntas sobre la reforma de la euroorden. Los demás candidatos a formar parte del equipo del Ejecutivo comunitario, entre los que está Josep Borrell, también responderán a las preguntas de la Eurocámara en las próximas semanas.

La posición del candidato belga avanza en la dirección de la carta que la actual comisaria de Justicia, Věra Jourová, envió a Maite Pagazaurtundúa, una de las promotoras de la revisión de la euroorden, en la que la admitía fallos en la aplicación del sistema. “Aunque opera bien en términos generales, la aplicación no es enteramente satisfactoria en algunos Estados Miembros”, escribía Jourová.

Pagazaurtundúa ha calificado la respuesta de Reynders de “paso adelante” y se ha felicitado por la respuesta: “Hemos conseguido sensibilizar a la Comisión saliente y esperamos que también a la entrante en algo que hace un año cabria resultado impensable”. Aun así, no ha confirmado si Ciudadanos votará a favor del belga, y ha pedido esperar a las respuestas que dé este durante el examen oral de la semana que viene.

Pagazaurtundúa admite que las euroordenes fallidas contra Carles Puigdemont y los otros seis políticos catalanes acusados en el procés que han huido a otros países europeos han sido una motivación para promover esta reforma, pero no la única. También ha apuntado a la condena a Bélgica el mes pasado del Tribunal de los Derechos Humanos de Estrasburgo por el que ese Estado tendrá que indemnizar a la familia de una víctima del terrorismo de ETA tras haber rechazado una orden de repatriación de España contra la acusada, Natividad Jáuregui, alias Pepona.

Por estas razones, según ella es necesaria una reforma en la aplicación de la euroorden que haga más automática la repatriación de personas buscadas por la justicia entre países europeos. “Es la responsabilidad que tenemos para luchar contra ultranacionalismos y populismos de todo tipo”, ha apuntado.

Aunque la próxima Comisión Europea acabe proponiendo una reforma de la euroorden, el proceso completo para cambiar el texto legal tiene que pasar por la aprobación de la Eurocámara y del Consejo Europeo (formado por los Gobiernos de los países miembros de la UE), algo que puede llevar al menos dos años y medio.

Y eso en el mejor de los casos, ya que los países podrían bloquear el proceso, algo bastante posible ya que hay intereses encontrados sobre una hipotética reforma. Sin ir más lejos, existen recelos a favorecer extradiciones más automáticas hacia países cuya independencia judicial está en tela de juicio, como Polonia y Hungría.

Ciudadanos ha presentado hoy además un informe sobre la orden europea de detención, realizado por la consultoría GC Legal, que pide una redefinición de la lista de 32 categorías de delitos que recoge la actual normativa de la euroorden.

Una reforma de la euroorden está muy lejos, pero con su respuesta Reynders evita un conflicto dentro de su propio grupo político y gana puntos para pasar el examen de la Eurocámara. En cualquier caso, el próximo miércoles tendrá que volver a reafirmar su compromiso ante el interrogatorio de los eurodiputados.

Sabremos si Reynders se confirma como ministro comunitario de Justicia cuando el Parlamento apruebe (o no) al equipo de comisarios el 23 de octubre. Si pasa, Reynders accederá a la cartera el 1 de noviembre. Una cartera que contendrá la reforma de la euroorden; uno de los asuntos que puede complicarle los próximos cinco años de legislatura.