Público
Público

Caravana de migrantes Trump amenaza con frenar la caravana de migrantes con hasta 15.000 militares

"Tenemos que estar preparados ante la caravana", ya que en ella hay "mala gente", asegura el presidente de EEUU.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EEUU, Donald Trump, habla durante un acto de campaña en apoyo al candidato republicano a gobernador del estado de Florida, Ron DeSantis. - EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado que podría enviar hasta 15.000 militares a la frontera con México ante la llegada de la caravana con miles de migrantes que se originó en Honduras y que ahora cruza México en dirección al territorio estadounidense.

"Mientras la caravana sea una preocupación, nuestro ejército estará ahí fuera. Tenemos sobre 5.000 (soldados). Alcanzaremos un punto entre 10.000 y 15.000 de personal militar", explicó el mandatario antes de iniciar un viaje a Fort Myers, en el estado de Florida. El miércoles, el Pentágono adelantó que enviaría más tropas, aparte de los 5.239 soldados anunciados en un primer momento, pero no precisó la cifra de militares adicionales.

De hecho, el comandante del Mando Norte de las Fuerzas Armadas, general Terrence J. O'Shaughnessy, rechazó el martes que el Pentágono estuviera pensando en mandar a alrededor de 14.000 militares a la zona, tal y como habían apuntado medios locales. De lograrse finalmente el tope máximo de 15.000 se aumentaría ligeramente el número de efectivos que EEUU tiene actualmente en Afganistán, que asciende a 14.000.

Desde Fort Myers, Trump insistió en sus ataques a la caravana. "Tenemos que estar preparados ante la caravana", ya que en ella hay "mala gente, como ya vimos en México" (...), pero "nosotros somos más fuertes que ninguna otra fuerza y tendremos que serlo", dijo en un acto de campaña multitudinario celebrado en el Hertz Arena de Estero, en la costa oeste de Florida.

En un pabellón abarrotado de seguidores, el mandatario, a seis días de las elecciones legislativas, cargó contra los líderes demócratas por querer "unas fronteras abiertas y que entren caravanas de migrantes y con ellas el crimen y las drogas mortales". Previamente, criticó a los medios de comunicación de "extrema izquierda", los "falsos" medios que hacen todo lo que pueden para "separar a las personas", dijo en referencia a las noticias sobre su viaje a la sinagoga de Pittsburg donde un hombre asesinó a tiros a once personas el sábado pasado.

De acuerdo con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés), unas 3.500 personas integran la primera caravana de migrantes, que llegó a estar compuesta por 7.000 personas; mientras que 3.000 forman parte del segundo convoy. Según los últimos datos facilitados por el Pentágono, al menos 1.000 militares se encuentran ya en Texas. Entre los soldados, habrá tres batallones de ingenieros de combate, tropas especializadas en aviación y otros soldados dedicados a logística y tratamiento médico.

La actuación de estas fuerzas es limitada, ya que una ley estadounidense de 1878 prohíbe usar a los soldados para tareas de seguridad y orden público a nivel nacional. Los militares que se desplegarán en los próximos días se sumarán a los 2.092 efectivos de la Guardia Nacional -un cuerpo de reserva de las Fuerzas Armadas- que se encuentran en la frontera sur desde abril debido a otra caravana de migrantes, que en ese caso inició su recorrido en el sur de México.