Público
Público

Caravana de migrantes Trump despliega a los primeros soldados en la frontera mientras la caravana de migrantes continúa su camino hacia EEUU 

El presidente estadounidense advirtió el pasado jueves que podría enviar hasta 15.000 militares a la frontera con México ante la llegada de los migrantes.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los primeros estadounidenses soldados llegan a Hidalgo (Texas), que fronteriza con México. EFE/EPA/Alexandra Minor.

"Tenemos que estar preparados ante la caravana", señaló Donald Trump el pasado jueves ante la posibilidad de enviar hasta 15.000 militares a la frontera con México para frenar la llegada de los migrantes. Este viernes, la advertencia se hizo realidad al desplegar a los primeros 1.000 soldados a algunas zonas de California, Arizona y Texas. 

Mientras, la primera caravana de migrantes centroamericanos reanudó este sábado su marcha desde el estado meridional mexicano de Oaxaca hacia el oriental Veracruz, tercera etapa de su odisea por México, que comenzó el 19 de octubre.

Los migrantes, la mayoría hondureños, pasaron en la localidad de Matías Romero una de las peores noches desde que entraron en territorio oaxaqueño, pues el campo de fútbol que destinaron como albergue a las afueras de la ciudad no tenía área techada, sanitarios, duchas o iluminación.

"El presidente (municipal) sabía que iba a llover y dijo: 'Que se mojen'", sostuvo un elemento de protección civil, y agregó que en esta localidad "no se respetaron los mínimos elementos que se deben observar en un refugio, como atención médica, seguridad, apoyo psicológico, actividades recreativas y fumigación".

Con todo, el Gobierno oaxaqueño mantiene un comité que coordina acciones de apoyo a la caravana que colocó lonas para protegerlos del sol y la lluvia, y colocó energía eléctrica para iluminar por la noche el campo de fútbol donde se alojaron los migrantes.

Al arreciar la lluvia el albergue fue abandonado por la noche y los migrantes llegaron hasta el centro de la población.

Dependiendo de las condiciones que encuentren en Donají pueden pernoctar allí o continuar su caminata hasta Acayucan, ya en Veracruz, dejando atrás la hospitalidad que en general han encontrado en Chiapas y Oaxaca, las dos primeras etapas de su travesía mexicana.

Aunque no han revelado cuáles son las siguientes etapas de su viaje, se espera que a partir de Acayucan los migrantes emprendan la marcha con dirección noroeste en una ruta que los llevaría a varias localidades de Veracruz para después pasar a los estados de Puebla y México y, al cabo de más de una semana, a Ciudad de México.

Les siguen los pasos otros 2.000 migrantes, también mayoritariamente hondureños, que ingresaron al país el 29 de octubre y que aún están en el fronterizo estado de Chiapas.

En tanto, unos 500 salvadoreños que salieron el pasado domingo rumbo a Estados Unidos ya solicitaron esta semana asilo en México, según informó el miércoles la viceministra para Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín.

Otra caravana salió el mismo miércoles de la capital salvadoreña rumbo a Estados Unidos, pasando por Guatemala y México. El Gobierno de El Salvador contabilizó el jueves un total de 1.778 migrantes en esta nueva caravana, de los cuales 268 desistieron de seguir el trayecto y 1.510 siguieron la ruta y se encuentran ya en Guatemala a la espera de la oportunidad de cruzar a México.

En tanto, el Gobierno de México informó el jueves que hasta ahora los migrantes que han solicitado la condición de refugio suman 2.934.

A su vez, el número de personas que han desistido de su solicitud de refugio y que, al mismo tiempo, han solicitado voluntariamente el retorno asistido a su país de origen mantiene una tendencia a la alza, sumando un total de 927. "Estas personas han recibido el apoyo de la Policía Federal y del Instituto Nacional de Migración para su traslado vía terrestre y aéreo", indicaron en un comunicado conjunto las secretarías de Gobernación y de Relaciones Exteriores.

Añadieron que "el Gobierno de México continuará trabajando de manera coordinada con la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados para promover acciones de atención a los solicitantes de refugio, tales como proveer de alternativas de alojamiento a los migrantes".