Público
Público

Casa Blanca Trump se carga al jefe de Inteligencia tras avalar la trama rusa y pone a un afín en el cargo

La nueva elección que coloca a John Ratcliffe como director tendrá que ser ratificada por el Senado. Llega después de la renuncia del anterior encargado, Dan Coats, enfrentado con el presidente por la injerencia rusa en las votaciones de 2016.

El antiguo director de Inteligencia Nacional, Dan Coats, abandona su puesto por sus desavenencias con Trump. | Reuters

agencias

Donald Trump ha decidido poner punto final a la disidencia interna que recibía desde Inteligencia Nacional (DNI en inglés). De esta manera, el presidente de Estados Unidos ha confirmado a través de Twitter la salida como director del departamento de Dan Coats, quien ha sido muy crítico con el mandatario en torno a las supuestas injerencias rusas en las pasadas elecciones. 

Además, ha aprovechado la ocasión para evitar futuros desencuentros y anunciado la futura designación de John Ratcliffe, un congresista republicano afín a sus políticas. "Me complace anunciar que el muy respetado congresista John Ratcliffe de Texas será nombrado por mí para ser el director de Inteligencia Nacional", escribió Trump en su cuenta personal de Twitter.

Esta despedida de la Casa Blanca se trata de un divorcio esperado por todos, pues la relación entre Trump y Coats era tensa a raíz de las investigaciones sobre la intervención rusa en las elecciones que alzaron al actual presidente al poder. En su carta de renuncia, el antiguo director del DNI aseguraba que había aceptado en febrero una petición de Trump para que se quedase. 

Además, se marchaba criticando veladamente al presidente en dicho texto, asegurando que creía que la Inteligencia estadounidense tenía las capacidades necesarias para proteger al país, incluyendo "amenazas contra nuestras elecciones". 

Una nueva salida en la administración Trump

Ahora, Coats se une a una larga lista de cargos que dejan la administración de Donald Trump desde que este inició su mandato en enero de 2017. Ya sea por una renuncia voluntaria o por despido, han dejado la Casa Blanca un secretario de defensa, dos consejeros de de seguridad nacional, un Fiscal General del Estado, un secretario de estado y un director del FBI, entre otros. 

Coats ejercía como director de Inteligencia Nacional desde marzo de 2017 y desde el principio chocó con el presidente en diversas posturas. Además del conflicto con Rusia, el antiguo director también contradijo públicamente a Trump en torno a Corea del Norte. Así, aseguró en enero ante el Congreso que el país asiático no iba a entregar sus armas nucleares cuando el mandatario había asegurado que Pyongyang ya no era una amenaza.

 A esto se suma un desencuentro en relación al pacto nuclear de Irán con los grandes poderes de 2015, tras el cual Trump aseguró en Twitter que los líderes de inteligencia deberían "volver a la escuela" al ser "pasivos e ingénuos".

En relación a la injerencia rusa en las elecciones de 2016, en una conferencia de prensa tras un encuentro con Putin, Trump respondió a una pregunta relacionada con dicha cuestión poniendo en duda las investigaciones de sus agencias de inteligencia y tildando de estúpidas las políticas del país al respecto. 

El mayor desencuentro en relación a dicha controversia, se produjo en julio del año pasado cuando Trump anunció por sorpresa que había invitado a Putin a visitar la Casa Blanca. Coats, que en ese momento participaba en una conferencia, reaccionó bromeando: "Repítemelo ¿Te he escuchado...? Bueno, eso va a ser algo especial".

Ratcliffe, un nuevo director afín a Trump

El presidente, que destacó que el congresista ejerció de fiscal federal en el pasado, consideró que el próximo jefe de los servicios de inteligencia estadounidenses "inspirará y liderará con grandeza al país que ama".

El nuevo candidato a director de Inteligencia Nacional, John Ratcliffe. | Reuters

Asimismo, Trump anunció que Coats dejará su cargo el próximo 15 de agosto y que el nombre de su reemplazo mientras Ratcliffe se somete al proceso de aprobación por parte del Senado será anunciado en breve. "Me gustaría agradecer a Coats su gran servicio a nuestro país", concluyó.

Ratcliff es miembro del comité Judicial de la Cámara de Representantes de EE.UU., por lo que el pasado miércoles fue uno de los legisladores encargados de interrogar al ex fiscal especial Robert Mueller sobre los resultados de la investigación de la llamada "trama rusa".

El congresista fue uno de los republicanos que criticó con mayor vehemencia los motivos de una investigación que, en última instancia, intentaba esclarecer si el equipo de campaña de Trump se coordinó con el Kremlin para las elecciones de 2016, una pesquisa a la que el mandatario suele referirse como "caza de brujas".

"Estoy de acuerdo con el presidente (del comité, Jerrold) Nadler cuando dice que Donald Trump no está por encima de la ley. Pero, maldita sea, seguro que tampoco está por debajo", le espetó Ratcliff a Mueller al poner en duda las conclusiones de su investigación.