Público
Público

Caso Khashoggi Trump y Erdogan dan por muerto, por fin, al periodista saudí Yamal Khashoggi 

El secretario de Estado, Mike Pompeo, pidió previamente al presidente de Estados Unidos que concediera unos días más a Arabia Saudí para investigar la desaparición del periodista crítico con el régimen.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EEUU Donald Trump saluda al presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan. REUTERS / ARCHIVO

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, confirman la muerte del periodista saudí Jamal Khashoggi desaparecido el pasado 2 de octubre tras ingresar en el consulado saudí en Estambul. Tras el anuncio, el secretario del Tesoro de la administración Trump, Steven Mnuchin, ha anunciado que no asistirá al encuentro de inversores celebrado en Arabia Saudí. La ausencia de EEUU al evento, conocido como ‘Davos del desierto’, es una de las primeras represalias de Estados Unidos por la desaparición del periodista del Washington Post.

El presidente de Estados Unidos aseguró hoy que "ciertamente" parece que el periodista saudí Jamal Khashoggi, desaparecido hace dos semanas en Estambul, está muerto, y aseguró en declaraciones a los periodistas antes de tomar el avión para viajar a un mitin político en Montana que de confirmarse el supuesto crimen "habrá graves consecuencias".

En declaraciones previas al diario The New York Times, el mandatario señaló hoy que solo un milagro evitaría que el periodista no estuviera muerto. "Salvo que el milagro de los milagros sucediera, pensaría que está muerto”, aseguro textualmente el presidente. 

Para ello, se basa en todo lo que llega a la Inteligencia desde todas partes, ha expresado abiertamente el magnate, que también consideró que el caso no es positivo para las relaciones bilaterales con Arabia Saudí.

Lo importante es determinar si el rey saudí y el príncipe heredero sabían algo del posible asesinato, asegura Trump

Las palabras de Trump llegaron tras ser informado sobre las novedades del caso por el secretario de Estado, Mike Pompeo, recién llegado de un viaje a Riad y Ankara. Pompeo pidió al presidente que conceda "unos pocos días más" a Arabia Saudí para investigar la desaparición del periodista crítico con el régimen, aunque no especificó cuándo espera que se complete esa indagación.

El presidente había señalado este miércoles que lo más importante para él era determinar si el rey saudí, Salman bin Abdelaziz, y el príncipe heredero, Mohamed bin Salman, sabían algo sobre el posible asesinato del periodista.

Los últimos datos sobre el caso Khashoggi 

Khashoggi desapareció el 2 de octubre tras ingresar en el consulado saudí en Estambul y las investigaciones en Turquía apuntan a que el periodista, exiliado desde 2017 en Washington, pudo haber sido asesinado en esa oficina diplomática, algo que las autoridades de Riad han rechazado.

El diario The New York Times reveló esta semana que Riad planea reconocer que Khashoggi murió bajo su custodia en un interrogatorio que se les fue de las manos, y que cinco de los supuestos quince implicados son cercanos al príncipe heredero.

Por su parte, las autoridades de Arabia Saudí estarían preparando un informe que reconocería que la muerte de Khashoggi, tuvo lugar en el interior de su consulado en Estambul durante un interrogatorio, según fuentes citadas por la cadena de televisión estadounidense CNN.