Público
Público

Caso Oderbrecht El mayor empresario de Perú reconoce haber dado millones de dólares a Keiko Fujimori

El presidente del grupo empresarial peruano Credicorp, Dionisio Romero, confiesa a los fiscales del caso Lava Jato en Perú que aportó 3,65 millones de dólares en efectivo a la campaña presidencial de 2011 de la líder opositora.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

Keiko Fujimori, hija del exdictador Alberto Fujimori, en una imagen de archivo. EFE/Archivo

El presidente del grupo empresarial peruano Credicorp, Dionisio Romero, el mayor empresario de Perú, reveló este pasado lunes ante los fiscales del caso Lava Jato en Perú que aportaron 3,65 millones de dólares en efectivo a la campaña presidencial de 2011 de la líder opositora Keiko Fujimori.

"Entre finales del 2010 y el 2011, en momentos diferentes de las dos vueltas del proceso electoral, Credicorp Ltd. realizó varios aportes a Fuerza 2011 que totalizaron 3,65 millones", señaló Romero en una extensa carta dirigida a sus trabajadores, tras el interrogatorio al que fue sometido por los fiscales que investigan el caso Lava Jato.

"Quiero empezar recordando la zozobra que vivimos durante dicho proceso electoral quienes creemos en el desarrollo y el progreso del Perú. El régimen de Venezuela, encabezado entonces por Hugo Chávez, desplegaba millonarios esfuerzos por expandir el nefasto chavismo en toda América Latina", señaló Romero al inicio de su carta.

Tras la confesión de Romero, otro empresario peruano, Vito Rodríguez, presidente del Grupo Gloria, también ha dicho a los fiscales que investigan el caso Lava Jato en Perú que aportó 200.000 dólares a la campaña presidencial de 2011 de la líder opositora Keiko Fujimori. 

Salvar a Perú de Chávez

Según detalló Romero, "Perú se había vuelto un objetivo crucial para Chávez y el candidato Ollanta Humala recogió esta ideología en su programa de gobierno La Gran Transformación".

Romero aseguró que, en ese escenario, se consideró "que era responsabilidad de Credicorp, como empresa líder del país, apoyar la alternativa política que, según las encuestas, tenía las mayores posibilidades de enfrentar la amenaza de que el Perú sufriese el destino de Venezuela".

Agregó que los aportes fueron entregados en efectivo y aseguró que Credicorp "no incurrió con esa donación en ninguna responsabilidad legal".

"El régimen de Venezuela, encabezado entonces por Hugo Chávez, desplegaba millonarios esfuerzos por expandir el nefasto chavismo en toda América Latina", se justifica el empresario

El empresario aseveró que el grupo no hizo pública la entrega a la campaña de la ahora encarcelada Keiko Fujimori, quien es investigada por un presunto lavado de activos, porque tenía "una gran preocupación por las represalias que podía tomar una acción política asociada con el chavismo".

No obstante, dijo que en 2015 "una vez Ollanta Humala ya se había distanciado de Chávez y el Perú vivía circunstancias políticas más estables", el gerente de Credicorp Ltd., Walter Bayly, comentó en una entrevista que habían hecho aportes durante la campaña de 2011.

El presidente del directorio de Credicorp añadió que en 2016 "bajo la misma concepción" de su "responsabilidad con el país", apoyaron las dos candidaturas "que promovían el modelo de desarrollo económico y social" en el que creen, que fueron entonces los derechistas Peruanos Por el Kambio, de Pedro Pablo Kuczynski, y Fuerza Popular, de Keiko.

A estos partidos, según su declaración, Credicorp entregó "alrededor de 650.000 dólares", en total, para sus campañas de la primera y segunda vuelta electoral de ese año.

El caso Odebrecht

El caso Odebrecht es el mayor escándalo de corrupción de Latinoamérica al haber entregado millonarios sobornos en al menos una docena de países para adjudicarse grandes contratos de obra pública, además de haber financiado de manera irregular las campañas de grandes líderes políticos.

Por este caso, en Perú están imputados los expresidentes Alejandro Toledo (2001-2006), pendiente de que se resuelva una petición de extradición desde Estados Unidos; Ollanta Humala (2011-2016), para el que la Fiscalía pide 20 años de prisión, y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), en arresto domiciliario.

También se investigaba al exmandatario Alan García (2006-2011), quien se suicidó de un disparo en la cabeza el abril pasado, cuando iba a ser detenido por la Policía.

Además, han sido implicados otros políticos, como Keiko Fujimori y la exalcaldesa de Lima Susana Villarán, quienes cumplen 18 meses de prisión preventiva.

Más noticias de Internacional