Público
Público

Chad advierte a Sarkozy de que será su Justicia la que decida sobre los detenidos

El ministro de Justicia chadiano responde a la intención del presidente francés de volver a "buscar a todos los que aún están, no importa lo que hayan hecho".

AFP

El ministro chadiano de Justicia, Albert Pahimi Padacké, ha afirmado que no es el presidente francés, Nicolas Sarkozy, quien debe decidir sobre el futuro de los seis franceses acusados en Chad del secuestro de 103 niños africanos.

"No es el presidente Nicolas Sarkozy quien decidirá lo que tiene que hacer la justicia chadiana, será Chad, con su aparato judicial, quien decidirá", afirmó el ministro a la emisora France Info

Las declaraciones salen en respuesta a otras del presidente francés en Le Guilvinec. Sarkozy afrimaba en ellas que irá a "buscar a todos los que aún están, no importa lo que hayan hecho" en Chad, en referencia a los detenidos franceses involucrados en el caso de los niños que ellos pretendían trasladar a Francia. 

"El papel del jefe del Estado es tomar a cargo a todos los franceses", agregó Sarkozy, dos días después de un viaje relámpago a Yamena, al cabo del cual trajo a tres azafatas españolas y tres periodistas franceses procesados en Chad.

Después de criticar la operación del la ONG Arca de Zoé, que intentó llevar ilegalmente los 103 niños de Chad a Francia, Sarkozy deseó el domingo en Yamena que los franceses puedan ser juzgados en Francia.

Declaraciones inorpotunas

"Esa declaración me parece inoportuna en este contexto, porque parece relegar a un segundo plano lo judicial. Si eso es posible en Francia, desgraciadamente no es posible en Chad", indicó el ministro de Justicia chadiano.

Pahimi Padacké, sin embargo, afirmó que no excluye que la justicia de su país colabore con la francesa en la resolución de este caso.

Es la segunda vez en dos días que ministros chadianos discrepan con el jefe de Estado francés. Al deseo de Sarkozy de que los franceses inculpados en Chad sean juzgados en Francia respondió en las páginas del diario Le Parisien el ministro del Interior, Ahmat Mahamat Bachir, quien aseguró que debe ser la justicia de su país la que se ocupe.

"Los hechos se cometieron en Chad. Por eso estos bandidos deben ser juzgados y condenados aquí. También deben purgar su pena en el país: que prueben nuestras prisiones. Y una vez que hayan purgado su pena, los expulsaremos de una vez por todas", afirmó. 

Los seis miembros franceses de la asociación, así como los tres periodistas repatriados a Francia, están acusados de "secuestro de menores" y "estafa". Siete españoles, un belga y cuatro chadianos están inculpados por ser "cómplices" en la operación ilegal. 

Más noticias de Internacional