Público
Público

Chávez da marcha atrás en el racionamiento eléctrico

El presidente venezolano destituye al ministro de Energía

CLODOVALDO HERNÁNDEZ

El programa de ahorro de energía implantado el miércoles en Caracas no duró siquiera 24 horas, pero en ese breve lapso fulminó, cual descarga de alto voltaje, a Ángel Rodríguez, el ministro que el presidente Hugo Chávez había designado en octubre para atender la crisis del sector eléctrico.

Cuando estaba a punto de iniciarse el segundo día de cortes eléctricos escalonados en la capital de Venezuela, Chávez anunció, a través de la televisión estatal, la suspensión inmediata del plan de racionalización del consumo. También notificó que le había solicitado la renuncia a Rodríguez.

"Comencé a recibir informes (...) y me he dado cuenta del impacto no deseado [de los cortes programados]", argumentó. Chávez señaló que se habían cometido "errores técnicos" en la aplicación de las interrupciones de suministro, con cortes produciéndose allí donde no se debía y semáforos sin funcionar. El gobernante subrayó que en el interior del país seguirán las medidas de interrupción del suministro eléctrico. La anulación del plan sólo afecta a Caracas.

El plan de ahorro de electricidad contemplaba cortes del servicio energético durante cuatro horas en Caracas y su extrarradio. Para llevarlos a cabo, se había dividido la ciudad en una serie de bloques y se había establecido un horario. A algunos sectores les correspondía el apagón programado entre las 12 de la noche y las 4 de la madrugada; a otros, entre las 4 de la madrugada y las 8 de la mañana; de 8 de la mañana a 12 del mediodía y entre las 12 del mediodía y las 4 de la tarde.

El plan comenzó a cumplirse el miércoles a medianoche y se ejecutó hasta las 4 de la tarde. En la primera jornada hubo caceroladas y otras protestas en los sectores afectados, incluyendo algunas zonas pobres en las que el presidente y su coalición obtienen siempre la mayoría de los votos, como las barriadas populares de Catia, al oeste de Caracas.

Cuando los sectores programados para el inicio del segundo día se preparaban para el apagón, Chávez anunció la suspensión.

La crisis energética venezolana se ha agudizado en los últimos meses por la sequía que afecta al país suramericano, que depende en un 70% de la electricidad generada por grandes centrales hidroeléctricas ubicadas en la selvática región de Guayana, al sureste del territorio.

En el intenso debate político que se desarrolla a diario en Venezuela, tanto en los medios de comunicación convencionales como en las redes sociales (Facebook y Twitter causan verdadero furor entre los venezolanos) toma cuerpo la opinión de que el Gobierno hizo rápidos sondeos de opinión y comprobó que el rechazo de la población era sumamente elevado, un síntoma peligroso en un año electoral como 2010, (en septiembre, hay elecciones legislativas). El repudio era grande en los sectores pobres y, al contrario de lo habitual, mucha gente responsabilizaba personalmente al presidente.

Más noticias de Internacional