Público
Público

China prohíbe los comentarios en dos de sus mayores redes sociales

Cierra 16 dieciseis páginas web y detiene a seis internautas por difundir rumores de golpe de Estado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los rumores de golpe de Estado en el régimen comunista chino, que tuvieron lugar la semana pasada, han recibido una dura respuesta por parte del Gobierno. Dos de las mayores redes sociales del país, Sina Weibo y QQ, han bloqueado temporalmente la posibilidad de escribir comentarios, se han cerrado 16 sitios webs y seis personas has sido detenidas, según ha informado la prensa oficial.

El microblog QQ, operado por Tencent, y Sina Weibo, el más popular servicio de este tipo en China, donde Twitter está bloqueado, han anunciado que repondrán la función de comentarios el próximo 3 de abril, cuando se haya conseguido 'limpiar de rumores' ambas plataformas.

Junto a la operación, el Diario del Pueblo, voz oficial del Partido Comunista de China, ha publicado un editorial advirtiendo que la difusión de rumores en internet será severamente castigada por la ley.

La operación, anunciada de madrugada, también ha incluido lo que el régimen chino ha calificado de 'reprimendas y educación' a otras personas que participaron en la difusión de rumores, ha señalado la Oficina Estatal de Información en Internet, responsable de controlar los contenidos en la red china.

Se trata de una de las operaciones más drásticas del Gobierno chino contra la difusión de contenidos 'sensibles' en internet, y es una muestra de la tensión en el seno del régimen, que ha vivido recientemente también la destitución de uno de sus políticos en mayor ascenso, el ex ministro y secretario general de Chongqing Bo Xilai.

La semana pasada, las informaciones que circularon por las redes sociales chinas sobre disparos en la plaza de Tiananmen o vehículos militares entrando en Pekín llegaron a provocar que varios medios de comunicación extranjeros investigaran la posibilidad de un golpe de Estado, en un momento de fuerte tensión en el seno del régimen debido al cambio de poder que habrá en octubre.

Estos rumores 'han causado una muy mala influencia en el público', afirma la oficina estatal, responsable de la censura en un país que, con la mayor comunidad de internautas del mundo (513 millones), sufre fuertes controles de contenidos.