Público
Público
Únete a nosotros

Palestina Cuatro palestinos muertos y más de 300 heridos tras el 'día de la ira' provocado por Trump

Israel ha bombardeado varias posiciones en Gaza causando al menos diez heridos civiles, entre ellos un bebé. Las protestas se han sucedido también en los países árabes contra la decisión de Donald Trump de reconocer Jerusalén como capital israelí

Publicidad
Media: 3.88
Votos: 8

Varios palestinos observan el cadáver de uno de los fallecidos durante las protestas en Gaza por fue de las fuerzas israelíes.- REUTERS/Mohammed Salem

Dos palestinos han muerto este viernes en la Franja de Gaza y más de 300 resultaron heridos en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad israelíes en ese territorio y en Cisjordania y Jerusalén en el llamado Día de la Ira contra la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer esta ciudad como capital israelí.

El Ministerio de Sanidad palestino informó de una segunda víctima mortal, Maher Atallah, de 54 años, en el norte de la Franja de Gaza, que se suma a la muerte de Mahmud al Masri, de 30 años, por un impacto de bala del Ejército israelí cuando se manifestaba al este de la ciudad gazatí de Jan Yunis, cerca de la frontera con Israel.

Cientos de palestinos resultaron heridos en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en Jerusalén Este, Gaza y Cisjordania, la mayoría en este último, según el Ministerio de Sanidad. De estas, 69 fueron heridos de bala y 271 heridos por balas de goma, a los que se sumaron otros 726 atendidos por inhalación de gases lacrimógenos y 22 por golpes o impactos de las latas que contienen los gases.

Casi 200 heridos por munición real en Gaza, cuatro de ellos en estado grave

Cerca de 170 de los heridos lo fueron en Gaza, la mayoría por munición real, mientras que el resto fueron mayoritariamente en distintas localidades de Cisjordania.

Cuatro de los heridos, todos ellos en la Franja, se encuentran en situación de extrema gravedad.

El Ejército israelí dijo que 4.500 palestinos participaron "en violentas manifestaciones en la Franja de Gaza en seis puntos a lo largo de la frontera" y que los participantes "arrojaron neumáticos quemados y piedras" a las fuerzas de seguridad.

En Cisjordania, 28 manifestantes fueron detenidos y las principales protestas tuvieron lugar en Hebrón, Al Aroub, Tulkarem, Ramala, Qalandia y Nablus, informó un comunicado del Ejército israelí.

Bombardeos israelíes en Gaza

Entrada la noche el Ejército realizó bombardeos en respuesta al lanzamiento de proyectiles el área de Beit Hanun, en Gaza, desde donde habían salido cohetes de fabricación casera, uno interceptado por el sistema antimisiles Cúpula de Hierro y otro que cayó en una localización desconocida. 

Los bombardeos del Ejército israelí han provocado, hasta ahora, la muerte de dos palestinos, que elevan a cuatro la cifra de los fallecidos en la escala de violencia provocada tras el reconocimiento de Jerusalén como capital oficial de Israel por parte de EEUU.

Al menos diez palestinos resultaron heridos por estos bombardeos de represalia, según el Ministerio de Sanidad de Gaza, uno de ellos el bebé Yousef Abu Shakian, que se encuentra en situación crítica.

Un niña palestina herida durante los bombardeos israelíes en Gaza.- REUTERS

El Ejército hebreo asegura que su aviación alcanzó "un complejo de entrenamiento y un almacén de municiones" del movimiento islamista Hamás, a quien responsabiliza de "toda actividad hostil hacia Israel desde la franja de Gaza".

Las fuerzas de seguridad de Hamás dijeron que los bombardeos israelíes se dirigieron al área de Beit Hanun, desde donde habían salido al menos tres proyectiles de fabricación casera.

Un tercer proyectil fue lanzado la noche del viernes por las milicias de la Franja de Gaza e impactó en la ciudad israelí de Sderot sin que por el momento se haya informado de heridos, informó un portavoz militar israelí. "Un proyectil fue disparado a Israel desde la Franja de Gaza. Las sirenas sonaron en el consejo regional de Saar Neguev y en la ciudad de Sderot, en la que impactó el proyectil", indicó una nota del Ejército.

Anoche el Ejército israelí atacó dos infraestructuras de uso militar en Gaza en respuesta al lanzamiento de proyectiles desde allí hacia territorio de Israel, donde impactó uno de ellos.

Enfrentamientos pese a las llamadas a la calma

Protestas de palestinos cerca del asentamiento judío, cerca de Gaza. REUTERS/Mohammed Salem

En Jerusalén, las horas posteriores al rezo masivo del mediodía en la mezquita de Al Aqsa transcurrieron en una relativa calma y con una importante presencia policial, que realizó algunas detenciones.

Según confirmaron varios asistentes al rezo, el imán principal de la mezquita y los líderes religiosos llamaron a los fieles a la calma. "El Imán ha llamado a la calma, ha dicho que este es un sitio de rezo, es un sitio sagrado. Aunque tenemos dolor en nuestros corazones por lo que ha hecho Trump, no vamos a hacer ninguna protesta, invitamos a todo el mundo a que se acerquen a Jerusalén que es una zona árabe, palestina y musulmana", señaló el palestino Abu Salahedin.

Un policía israelí detiene a un joven palestino cerca de la Puerta de Damasco, en Jerusalén, tras la oración del viernes. REUTERS/Ronen Zvulun

Tras salir el río de fieles que acude cada viernes al rezo, las calles de la Ciudad Vieja quedaron medio vacías y en calma, así como los barrios adyacentes, al contrario de lo que sucedía en la crisis del pasado julio, cuando tras los rezos se registraban enfrentamientos violentos entre grupos de palestinos y fuerzas de seguridad israelíes.

En Ramala, decenas de personas se dirigieron al puesto de control militar de Bet El, al norte de la ciudad, donde lanzaron piedras a los soldados, que respondieron disparando balas recauchutadas y gases lacrimógenos.

En Gaza, los altavoces de las mezquitas instaron a la población a tomar las calles y manifestarse en apoyo a Jerusalén y decenas de jóvenes marcharon hacia las fronteras para enfrentarse a los soldados israelíes.

Ahmad Bahar, destacado dirigente de Hamás, señaló durante el sermón del viernes que "la declaración de Trump de que Jerusalén es la capital de la entidad sionista es amenazadora" y advirtió que con ella "está jugando con fuego. Está excavando su propia tumba con sus manos". 

Protestas en los países árabes

También se han producido protestas en los países árabes contra la decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como capital israelí. 

Varias personas pisotean un retrato del presidente estadounidense Donald Trump durante las protestas contra EEUU e Israel en la cidad pakistaní de Peshawar. REUTERS/Fayaz Aziz

Los iraníes salieron tras el rezo del viernes a las calles de sus ciudades. En Teherán, centenares de personas de diferentes edades participaron en la manifestación y con puños cerrados gritaron lemas de "muerte América (EEUU)", "muerte Israel", "muerte Trump", "muerte el traidor Al Saud (la monarquía saudí)". Los manifestantes portaban carteles y pancartas con los lemas de "Palestina va a ser liberada", "Al Quds (Jerusalen) es nuestro".

El importante ayatolá iraní Ahmad Jatamí, responsable del rezo del viernes en Teherán afirmó hoy que EEUU con la decisión del traslado de su embajada desde Tel Aviv a Jerusalén acabó con las negociaciones de paz entre Israel y Palestina, en las que EEUU tenía la función de mediador.

En El Cairo, cientos de personas se manifestaron hoy en el patio de la mezquita de Al Azhar tras a oración del viernes. Los manifestantes repitieron consignas como "con el espíritu y la sangre, no dejaremos que Jerusalén se vaya" o "Jerusalén es árabe y no es capital de Israel". Además, pidieron la suspensión de todos los acuerdos comerciales con Israel.

También hubo manifestaciones en varias ciudades de Turquía, sobre todo en Estambul y Ankara. En la capital turca, la marcha de protesta se dirigió hacia la embajada de Estados Unidos en la ciudad, y en Estambul, la principal ciudad del país, miles de reunieron en a gran mezquita de Fatih para dirigirse hacia el distrito de Sarachane, en la parte europea de la ciudad, llevando banderas palestinas y turcas, al tiempo que gritaban eslóganes contra Israel y contra Estados Unidos.

Miembros de la comunidad chiíta protestan en la cudad iraquí de Nayaf contra la decisión de Donald Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel. REUTERS/Alaa Al-Marjani

En los países asiáticos de mayoría musulmana, como Indonesia o Malasia, también salieron a la calle miles de personas mientras las autoridades reforzaban la seguridad en torno a las embajadas estadounidenses.

En Indonesia, el país con la principal mayoría de musulmanes del mundo, unos cientos de manifestantes principalmente vestidos de blanco se congregaron frente a la embajada estadounidense en  la capital Yakarta. Algunos llevaban bufandas a cuadros y ondeaban banderas palestinas mientras otros gritaban "Allahu Akbar" (Dios es grande).

En Bangladés, unas 3.000 personas se reunieron frente a la principal mezquita de la capital, Dacca, para protestar.