Público
Público

Francia Los cinco arrestados del caso 'Benalla' serán llevados ante el juez este domingo

Alexandre Benalla, responsable de la seguridad personal del presidente, y Vincent Crase, miembro de la seguridad de su partido, fueron arrestados por unos vídeos en los que se les veía agrediendo a manifestantes durante las protestas del pasado 1 de mayo en París.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

Emmanuel Macron junto al guardaespaldas Alexandre Benalla en 2017/Reuters

Las cinco personas arrestadas en el llamado "caso Benalla", incluido el guardaespaldas de confianza del presidente francés, Emmanuel Macron, que provocó el escándalo, serán presentados este domingo ante un juez que determinará si les imputa delitos, tras haber acabado los interrogatorios de los investigadores.

Alexandre Benalla, responsable de la seguridad personal del presidente, y Vincent Crase, miembro de la seguridad de su partido, fueron arrestados el pasado viernes para ser interrogados sobre los hechos desvelados por vídeos aficionados en los que se les veía agrediendo a manifestantes en las protestas del pasado 1 de mayo en París.

A ellos se sumaron ayer otros tres agentes, altos mandos de la seguridad de París, que habían proporcionado a Benalla las grabaciones de las cámaras de vigilancia de la capital tras destaparse el caso, presuntamente para que el guardaespaldas presidencial pudiera presentar otra versión de los hechos.

Todos ellos fueron interrogados durante horas y, según la emisora France Info, respondieron a las preguntas de los investigadores, renunciando a su derecho a guardar silencio.

La revelación del caso el pasado miércoles por el diario Le Monde provocó un terremoto político en Francia que afecta directamente a Macron.

La oposición política se pregunta los motivos por los que el Gobierno, pese a conocer los hechos, trató de cubrir al hombre de confianza del presidente al que solo impuso una suspensión de quince días.

Frente al silencio del Elíseo, los partidos no han dudado en calificar el caso de "escándalo de Estado" y a paralizar los trabajos de la Asamblea Nacional mientras no se aclaren las dudas.

El Ejecutivo, por su parte, ha dado una tímida respuesta al pedir tiempo para que avancen las tres investigaciones abiertas, la interna de la policía, la judicial y la comisión abierta en la Asamblea.

El ministro del Interior, Gerard Collom, atrapado en la tormenta, será interrogado mañana lunes en la comisión, mientras que el primer ministro, Edouard Philippe, el más alto cargo al que pueden pedir cuentas los diputados, lo hará el martes en la sesión de control al Gobierno.

En paralelo, la prensa publica día a día nuevas revelaciones sobre el caso que apuntan directamente al Elíseo.

Ayer se conoció que Benalla tenía un pase para entrar en la Asamblea Nacional, pese a que sus funciones oficiales eran exclusivamente de seguridad.

También se conoció que las víctimas de las agresiones del guardaespaldas presidencial -que pese a no ser policía aparece en los vídeos con un casco de antidisturbios y un brazalete policial- se han presentado ante la justicia y quieren testificar.