Público
Público

Clinton mantiene la presión contra el presidente de Haití

EEUU quiere al yerno de Préval descartado como candidato

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hillary Clinton llegó y habló. Lo hizo cara a cara con el presidente René Préval, el mismo que desairó públicamente a su marido Bill durante los actos del primer aniversario del terremoto. La secretaria de Estado de EEUU empleó la misma contundencia que Préval ya conoce y que ha subido de intensidad durante la última semana, cuando, en una desesperada maniobra, el presidente haitiano quiso suspender las elecciones presidenciales.

Maniobra abortada por la negativa de la comunidad internacional, que amenazó con sanciones si Préval no deja la Presidencia el 7 de febrero, como marca la Constitución. Presiones que, sumadas a la suspensión del visado a una veintena de políticos cercanos al poder, forzó que la coalición Unité retirara el apoyo a su candidato Jude Celestin (yerno de Préval). 'Hemos dejado muy claro que apoyamos las recomendaciones de la Organización de Estados Americanos (OEA) y nos gustaría que se aplicaran', dijo Clinton.

Pero en este Haití de los políticos sin escrúpulos, Celestin lucha con uñas y dientes para seguir en la carrera electoral, cuyos resultados se conocerán el miércoles. La comunidad internacional quiere que el Consejo Electoral apueste por la conservadora Mirlande Manigat y el popular cantante Michel Martelly para la segunda vuelta del 20 de marzo.

En un avispero donde no caben más avispas, Wikileaks ha desvelado lo que es un secreto a voces: una veintena de diputados tienen vínculos con los narcos. Y, mientras tanto, la reconstrucción paralizada.

Más noticias de Internacional