Público
Público

Los combates en Zauiya dejan más de 200 muertos

Hay además cientos de heridos. Los enfrentamientos se recrudecen

PUBLICO.ES / EFE

Los rebeldes libios no se arrugan. Ante los nuevos ataques de las fuerzas de Gadafi, la oposición avanza y ha ocupado en los últimos días varias ciudades, entre ellas Sirte, Al Agila, Ras Lanuf y Ben Yauad. Tras repeler la ofensiva del dictador contra el enclave petrolero de Briga, los opositores han logrado avanzar unos 180 kilómetros a lo largo de la costa mediterránea.

Sin embargo, en las últimas horas, el redoblamiento del acoso de las tropas de Gadafi ha provocado fuertes enfrentamientos en la ciudad de Al Zauiya que han dejado ya más de 200 muertos. Los heridos además se cuentan por cientos, según fuentes médicas en el interior de la ciudad sitiada por el régimen libio, a 92 kilómetros al suroeste de Trípoli, de las que se hace referencia Al Yazira.

De hecho, según el director del centro de información de la oposición en Bengasi, Mohamed Salem Musa, 300 personas habrían resultado heridas. "Los violentos combates en al Zauiya continúan".  Y en las últimas horas se han recrudecido. Según uno de los médicos, el número de muertos se ha disparado.

Una columna con hasta 35 carros de combate del ejército de Gadafi partió desde la capital para desplegar todo su poder ofensivo contra los residentes de la ciudad. Uno de los oficiales de las brigadas gadafistas declaró a la cadena de televisión que los sitiados "no tienen salida", lo que aumenta el temor por la suerte final de los milicianos atrapados en el interior de la plaza de los Mártires.

Los relatos de los vecinos contactados por teléfono y los propios médicos aseguran que desde esta mañana cuando comenzó la ofensiva hubo ejecuciones de los heridos en las calles. Con apoyo artillero y fuego de morteros los sitiados sufren numerosas bajas y las grabaciones obtenidas por residentes y mostradas en las televisiones árabes ilustran un dantesco escenario.

Las grabaciones de los vecinos muestran un dantesco escenario 

El periodista Alaa al Zaui de la cadena Al Yazira indicó que dos brigadistas libios y otros dos mercenarios subsaharianos habían sido apresados en las últimas refriegas, aunque el mayor número de bajas se produce en las filas revolucionarias y también hay civiles entre los muertos en los enfrentamientos.

No obstante, el periodista Lotfi Mohamed, desde Al Zauiya dijo a la cadena catarí, que unos 25 tanques entraron en la ciudad donde no pudieron proseguir su avance al ser rechazados por los milicianos y tuvieron que retirarse dejando atrás cuatro blindados. Según su versión de los acontecimientos, los atacantes destruyeron con los carros blindados los hoteles Al Yauhara y Al Burch y un complejo de la Administración local.

El nuevo despliegue en torno a la ciudad, completado por los cuatro costados impide cualquier maniobra de entrada o salida y sus habitantes carecen de suministro eléctrico y escasean los víveres y medicamentos, relataron los activistas rebeldes contactados por teléfono.

Por otro lado, Musa agregó que en los combates ocurridos en las localidades de Briga (este), contra las que las fuerzas de Gadafi lanzaron una ofensiva sin éxito el miércoles y en Ras Lanuf (este), tomada ayer por los rebeldes, murieron 24 combatientes en las últimas 48 horas, que Musa calificó como "mártires".

"Sabemos que va a haber muchos mártires, pero no nos preocupa"

Según el director del centro de información, en el cuartel de las fuerzas fieles a Gadafi de Ras Lanuf fueron hallados en las últimas horas los cadáveres de 50 uniformados maniatados y con impactos de bala. "Fueron asesinados por no querer enfrentarse a las fuerzas revolucionarias", aseguró Musa.

Indicó que desconocía el número de bajas entre las filas de las brigadas gadafistas. Según un ciudadano de Bengasi, Abdelsalam al Feituni, cuyo hermano Ashraf de 48 años y dos sobrinos, Ahmad, de 19 años, Salah de 25, se unieron hace cuatro días a las milicias rebeldes, el frente de batalla está ahora en la localidad de Ben Yauad, a unos 120 kilómetros al este de Sirte, lugar de nacimiento de Gadafi.

Al Feituni cuenta que hace cuatro días sus familiares se incorpraron a las filas rebeldes en Ajdabiya donde durante dos días recibieron entrenamiento en el manejo de las armas y tácticas militares antes de unirse a los combates de Briga y Ras Lanuf. "Sabemos que va a haber muchos mártires, pero no nos preocupa, es normal", dice con total serenidad.

Por otra parte, continúa el recuento de víctimas mortales y la investigación de las causas de la explosión anoche en un arsenal a 30 kilómetros de Bengasi (este), segunda ciudad del país y en manos de los rebeldes desde el pasado día 21.

El portavoz del hospital Al Yala, Mohamed al Jarrubi, confirmó la muerte de al menos 30 personas, 17 de ellas miembros de los equipos de defensa civil.

Fuentes médicas cifran en 30 los muertos en la explosión 

Sin embargo, la cifra final aún se desconoce, ya que, tal y como comentó Al Jarrubi todavía hay cadáveres entre los escombros del almacén de armas, que se encontraba en el cuartel de Rayma.

Asimismo, las versiones sobre el origen de la explosión varían. Un testigo, Ali Uryani, dijo ayer que vio cómo hacia las 19.10 hora local (17.10 GMT) caía en el polvorín un primer misil que causó una llamarada que se elevó a 40 metros. Otro segundo proyectil impactó en el mismo cuartel cuatro minutos después.

Sin embargo, hoy Imán Bugaighis, portavoz de la coalición revolucionara de Bengasi, dijo que no tenían los medios técnicos ni los equipos necesarios para investigar. Indicó que tras escuchar distintos testimonios, era de la opinión de que se trataba de un sabotaje.

 

 

 

milicianos rebeldes libios avanzaron hoy hacia Sirte, mientras las fuerzas de Gadafi redoblaron su acoso contra la localidad rebelde de Al Zauiya, a 92 kilómetros al suroeste de la capital, donde más doscientas personas habrían fallecido, según fuentes médicas.

Al Agila, Ras Lanuf y Ben Yauad, esta última a 160 kilómetros al este de Sirte, han ido cayendo bajo el control rebelde en los últimos días, después de que las fuerzas fieles a Gadafi lanzaran el pasado miércoles una ofensiva sin éxito contra el enclave petrolero de Briga en manos de la oposición.

Tras repeler el ataque gadafista, en sólo tres días, los rebeldes han logrado avanzar unos 180 kilómetros a lo largo de la costa mediterránea.

Desde entonces y según el director del centro de información de la oposición rebelde en Bengasi, Mohamed Salem Musa, los milicianos que avanzan desorganizados, pero con gran determinación, han sufrido al menos 24 bajas entre sus filas.

Asimismo, el director del centro de información, indicó que en el cuartel de las fuerzas fieles a Gadafi de Ras Lanuf fueron hallados en las últimas horas los cadáveres de 50 uniformados maniatados y con impactos de bala.

"Fueron asesinados por no querer enfrentarse a las fuerzas revolucionarias", aseguró Musa.

Abdelsalam al Feituni, entrenador físico, cuenta que su hermano Ashraf de 48 años y dos sobrinos suyos, Ahmad, de 19 años, Salah de 25, se unieron hace cuatro días a las milicias rebeldes en Ajdabiya, donde recibieron adiestramiento militar durante dos días.

"Yo mismo los llevé hasta Ajdabiya donde se unieron a los revolucionarios", dice Al Feituni, campeón nacional de levantamiento de pesas y que desde hace 14 días se encarga de repartir ayuda económica, médica y alimentos entre los más pobres y los hospitales de la ciudad.

Asegura que su hermano y sus sobrinos se encuentran ya en Ben Yauad y subraya que pronto llegarán a Sirte,la ciudad natal de Gadafi, donde subraya les espera la "Brigada Al Jamis" creadas por el hijo de Gadafi Jamis Moamar.

"Sabemos que va a haber muchos mártires, pero no nos preocupa, es normal", dice sin ninguna alteración.

El avance rebelde en el este, contrasta con la feroz ofensiva de las fuerzas leales a Gadafi en Zauiya.

Los carros de combate han disparado contra varios edificios de vivienda, según la televisión catarí al Yazira.

Según este canal, en la ofensiva en la que han intervenido 25 carros de combate han muerto más de 200 personas, según informaron fuentes médicas a dicha cadena y muchas más han resultado heridas en los enfrentamientos de los dos últimos días.

Un oficial de las fuerzas fieles a Gadafi declaró a la cadena de televisión que los sitiados "no tienen salida", lo que aumenta el temor por la suerte final de los milicianos atrapados en el interior de la plaza de los Mártires.

Mientras los enfrentamientos continúan en Bengasi se ha constituido ya el Consejo Nacional provisional de transición, anunciado el pasado día 27 de febrero y que está integrado en su mayoría por representantes de ciudades del oeste del país, en gran parte controlado por Gadafi.

Según el miembro de la Coalición de la Revolución del 17 de Febrero, Isam Geriani, sus nombres no serán dados a conocer por motivos de seguridad, ya que según explicó, en los últimos días un millar de opositores al régimen libio han sido detenidos en Trípoli, principal feudo del líder libio.

Este Consejo Nacional está dirigido por el ex ministro de Justicia Mustafa Abdulyalil y su portavoz y vicepresidente es Abdelhafiz Ghoga, que también ocupa el cargo de portavoz de la coalición de la revolución, encargada de coordinar a los consejos locales de las ciudades controladas por los rebeldes.

Este órgano, que ya anunció que solicitaría ayuda internacional para lanzar ataques aéreos específicos contra las fuerzas de Gadafi, ha mantenido hoy su primera reunión para intentar avanzar en el plano político hacia la formación de un gobierno alternativo al de Gadafi y que sea reconocido internacionalmente.

 

 

 

 

 

 

 

 

Los enfrentamientos en

Más noticias de Internacional