Público
Público

Comisión Europea Bruselas, a la espera de Italia para anunciar su nuevo equipo de gobierno

La Comisión Europea podría ser paritaria por primera vez si Roma, la única capital que aún no ha presentado candidato, nomina a una mujer. De momento, 13 mujeres y 14 hombres están en la lista que maneja la presidenta Ursula von der Leyen para el nuevo Ejecutivo de la UE.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

La presidenta electa de la Comisión Europea, la alemana Ursula von der Leyen, con su predecesor, el luxemburgués Jean Claude Juncker, a principios de julio, en la sede del Ejecutivo de la UE. REUTERS

Desde aquel 16 de julio en que una radiante Ursula Von der Leyen se dirigía a la prensa como recién elegida presidenta de la Comisión Europea en el hemiciclo de Estrasburgo, la alemana apenas ha tenido apariciones públicas.

Lejos de las cámaras, Von der Leyen ha aprovechado el verano. Durante las semanas de agosto en las que las calles de la capital europea languidecían silenciosas, la alemana se ha reunido con varios de los candidatos a formar parte de su equipo, que estará formado por 26 personas. Uno por país, sin contar con el Reino Unido, que ya ha anunciado que no nominará a nadie, ante su inminente salida programada para el 31 de octubre.

Todos los países ya habían nombrado a su candidato la semana pasada, fecha límite propuesta por Von der Leyen. Todos, excepto uno: Italia. La crisis de Gobierno que explotó la semana pasada en Italia tras la dimisión del primer ministro Conte ha retrasado el nombramiento del candidato italiano. Hasta que Italia no nombre a su comisario, Von der Leyen no saldrá a anunciar el nuevo equipo de gobierno en Bruselas.

La decisión de Italia podría además ser determinante para conseguir una Comisión paritaria por primera vez en la historia, un objetivo que Von der Leyen ha reiterado como prioritario desde su elección: “Representamos a la mitad de la población. Queremos la parte que nos corresponde”, dijo Von der Leyen en su primera rueda de prensa como presidenta electa.

Para conseguir su objetivo, la alemana había pedido a los países que nombraran cada uno a dos candidatos: un hombre y una mujer. Las capitales han tenido en cuenta su petición, aunque solo Rumanía ha nominado a dos personas. En total, la lista que Von der Leyen tiene sobre la mesa incluye 13 mujeres y 14 hombres.

Al menos de manera pública, la presidenta electa no está poniendo ninguna presión especial sobre Italia. Al nuevo gobierno, que se espera que pueda anunciarse este miércoles, le pide lo mismo que a los demás: un hombre y una mujer.

El ministro de Asuntos Exteriores, Enzo Moavero y el ex primer ministro, Paolo Gentiloni, son algunos de los que apuntan al puesto de comisario italiano si Roma forma Gobierno pronto, según fuentes del Gobierno italiano citadas por Reuters.

Del nombramiento de Italia depende en parte la Comisión paritaria, pero no solo. Es posible que no todos los nombres que las capitales han propuesto acaben teniendo un despacho en Bruselas. Tras sus entrevistas, Von der Leyen decidirá a quién atribuye cada cartera e incluso podría rechazar a algunos de los candidatos. “Hasta que no tenga todas las piezas del puzle no podemos tener la imagen completa”, dijo este lunes una portavoz de la Comisión. 

El actual presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, ya rechazó a seis de los candidatos a comisario cuando formó su equipo en 2014.

El candidato de España será Josep Borrell, quien ocupará el puesto de Alto Representante de la UE, al frente de la diplomacia comunitaria, como parte del paquete liderado por Von der Leyen que los líderes europeos acordaron hace dos meses tras una cumbre maratoniana.

Von der Leyen, sin prisa para anunciar su equipo

Los tratados comunitarios dan hasta el 1 de noviembre para que Von der Leyen y su nuevo equipo tomen el relevo de Jean-Claude Juncker. Y esa es la fecha límite a la que se remite la Comisión; Von der Leyen no tiene prisa.

Aunque ya han trascendido algunas de las carteras que Von der Leyen ha ofrecido a los candidatos (por ejemplo, Agricultura podría ir a Polonia), la Comisión dice que la nueva presidenta esperará hasta haber recibido todos los nombres para anunciar su equipo. “Querrá ver a todos los candidatos. La decisión no se basa solo en género. Hay muchos factores diferentes a tener en cuenta en un proceso tan sensible y complicado como es formar una nueva Comisión”, dijo la misma portavoz.

Incluso entonces, la lista no será final. Tras una serie de audiencias que se producirán en los próximos meses, el Parlamento Europeo tendrá que aprobar a todo el equipo de comisarios en pleno. La cámara no puede rechazar a un solo candidato, con lo que la presidenta tendría que presentar un nuevo equipo ante los eurodiputados, con más o menos cambios.

Ya en la última elección de 2014 la Eurocámara rechazó a la eslovena Alenka Bratusek, para quien Juncker reservaba un puesto de vicepresidenta, y mantuvo en vilo el puesto de Miguel Arias Cañete, actual comisario de acción por el clima y energía, por haber vendido sus acciones en dos compañías petroleras tras haber sido nominado para el cargo.

Hasta el 1 de noviembre no tendremos la certeza de si al menos la mitad de las nuevas ocupantes del Berlaymont, el principal edificio de la Comisión en pleno barrio europeo de Bruselas, serán mujeres. Nos esperan dos meses de entrevistas y negociaciones, al más puro estilo de la capital europea, antes de que lo sepamos.