Público
Público

Las concesiones palestinas no valen para Israel

La ANP de Abás propuso al Gobierno israelí mantener casi todas las colonias de Jerusalén

EUGENIO GARCÍA GASCÓN

La cadena de televisión Al Yazira ha comenzado a publicar una serie de 1.684 documentos confidenciales acerca de las negociaciones con Israel que los palestinos guardaban en Ramala. La primera partida contiene detalles comprometedores para los palestinos que lideraron las negociaciones entre 1999 y 2010 acerca del futuro de Jerusalén.

En esencia, los documentos prueban que los palestinos están resignados a perder prácticamente todas las colonias israelíes que hay en el sector ocupado de la ciudad, con excepción de un asentamiento situado al sur de la ciudad que los israelíes llaman Har Homa. En él, como en la mayoría de los asentamientos de Jerusalén, los israelíes siguen construyendo al día de hoy.

La cadena Al Yazira difunde las actas confidenciales de las reuniones

La publicación de los documentos ha desatado una cadena de reacciones que han acusado al mensajero, Al Yazira, de lanzar un ataque directo contra la Autoridad Nacional Palestina y contra su presidente, Mahmud Abás, para torpedear el éxito de las negociaciones, unas conversaciones que en la práctica son inexistentes en estos momentos.

Algunos líderes palestinos e israelíes han salido en defensa de Abás. Es el caso del ex ministro de Exteriores Shlomo Ben Ami, que en 2000 supervisó las negociaciones, y que ayer dijo que los documentos filtrados no contienen grandes novedades con respecto a las negociaciones en tiempos de Yasir Arafat.

"El principio era entonces, y lo sigue siendo, que las zonas de población israelí de Jerusalén se las quedará Israel y las zonas de población árabe se las quedarán los palestinos", dijo Ben Ami.

Sólo se exige que los colonos abandonen una colonia en Belén

En una reunión que se celebró el 15 de junio de 2008, y en la que participaron el jefe negociador palestino, Saeb Erekat, el ministro de Exteriores palestino, Ahmed Qureia, su colega israelí, Tzipi Livni, y la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, fue donde se ofreció a los israelíes todas las colonias de Jerusalén excepto Har Homa. "Es la primera vez en la historia que hacemos una propuesta así; no la hicimos ni en Camp David", dijo Qureia.

En otra reunión, celebrada en octubre de 2009, Erekat ofreció a Israel el control del barrio judío de la Ciudad Vieja y "una parte del barrio armenio". Los documentos revelan que los israelíes generalmente se limitan a escuchar y luego dicen que no aceptan la propuesta y piden a los palestinos una nueva propuesta.

Otros documentos muestran que Erekat sugirió a Israel que el control de la Explanada de las Mezquitas, que linda con el Muro de las Lamentaciones, pasara a estar controlado por un comité internacional del que formaría parte Arabia Saudí.

En cada reunión los palestinos ofrecen, los israelíes callan y piden más ofertas

Fuentes oficiales palestinas indicaron a Público que los documentos que se han comentado en las últimas horas son "tendenciosos" y carecen de valor puesto que responden a posiciones teóricas. "Nada se acuerda hasta que todo esté acordado", es la máxima que siguen las dos partes.

"Es obvio que hay un traidor, alguien que desde dentro ha sacado los documentos. Que luego los haya usado Al-Yazira, o incluso Israel, es otra cosa. Lo más grave es que hay un traidor en nuestras filas", dijeron las fuentes.

En Ramala unos 200 jóvenes de Fatah asaltaron el edificio donde se aloja la corresponsalía de Al Yazira. La cadena catarí, que dijo que quiere abrir un "debate político", tiene previsto publicar otros documentos sobre refugiados y derecho de retorno, cooperación israelo-palestina en asuntos de seguridad y el informe Goldstone.

Más noticias de Internacional