Público
Público

Confluencia a la alemana 'Levantarse': el movimiento alemán para aunar a los partidos de izquierdas

"Somos un movimiento social para renovar la política. Estamos convencidos de que realmente lograremos lograr una nueva política social", dice su impulsora, Sahra Wagenknecht, líder de Die Linke

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La presidenta del grupo parlamentario del partido Die Linke (La Izquierda) del Parlamento alemán, Sahra Wagenknecht en la rueda de prensa para anunciar la fundación del movimiento Aufstehen (Levantarse), en Berlín, Alemania. EFE/ Alexander Becher

El movimiento político Levantarse se presentó este martes en Alemania con el objetivo de poner el énfasis en la política social y promover el acercamiento de los partidos de izquierdas.

Su principal iniciadora, Sahra Wagenknecht, jefa del grupo parlamentario de Die Linke (La Izquierda), presentó en Berlín este movimiento, que ha generado mucha expectación mediática y política aunque también abiertas críticas por parte de algunos de los políticos a los que trata de atraerse.

"Queremos cambiar el país, cambiar la política. Somos un movimiento social para renovar la política. Estamos convencidos de que realmente lograremos cambiar algo, lograr una nueva política social", dijo Wagenknecht, que aseguró que Levantarse (Aufstehen en alemán) no aspira a convertirse en partido.

A medio plazo, su mirada está puesta en las elecciones generales de 2021 con el objetivo de cambiar la actual constelación política (con una gran coalición de conservadores y socialdemócratas en el gobierno) y posibilitar una mayoría de izquierdas.

(De izq a der) El dramaturgo Bernd Stegeman; el alcalde de la ciudad de Flensburgo, Simone Lange; la presidenta del grupo parlamentario del partido Die Linke (La Izquierda) del Parlamento alemán, Sahra Wagenknecht; y el antiguo presidente del partido Los Verdes, Ludger Volmer, llegan a una rueda de prensa para anunciar la fundación del movimiento Aufstehen (Levantarse), en Berlín, Alemania. EFE/ Alexander Becher

La política argumentó que la democracia alemana se encuentra en una "profunda crisis" porque muchos ciudadanos "no se sienten representados" ni escuchados, y que eso se debe a la política desarrollada por Berlín en los últimos años.

Un ejemplo de esta situación son los recientes incidentes xenófobos en Chemnitz, afirmó Wagenknecht, que percibe en ellos, además de un núcleo de ultraderechistas y neonazis, a personas "indignadas" que se sienten "dejadas de lado" por el sistema.

De ahí que las fuerzas de izquierdas, el Partido Socialdemócrata (SPD), Los Verdes y Die Linke, deban volver a escuchar y pensar en cooperar para aspirar al poder, opinó.

El exsecretario de Estado en el Ministerio de Exteriores, el verde Ludger Volmer, dijo por su parte que el objetivo debería ser recuperar una "mayoría social" que respalde a los partidos de izquierda y reposicionarse como "interlocutores de los frustrados". "Queremos poner en marcha un gran debate social con miles de participantes", explicó Volmer, que señaló que "la izquierda ha fracasado como interlocutora de los frustrados".

Volmer aseguró asimismo que el movimiento es netamente "proeuropeo" y aboga por dotar a Europa de más competencias, pero aumentando de forma paralela los "controles democráticos" a la actividad de la Comisión Europea.

(De izq a der) El representante de la sociedad civil alemana, Hans Albers; el antiguo presidente del partido Los Verdes, Ludger Volmer; la alcaldesa de Flensburgo, Simone Lange; el dramaturgo Bernd Stegemann; y la presidenta del grupo parlamentario del partido Die Linke (La Izquierda) del Parlamento alemán, Sahra Wagenknecht, en la rueda de prensa para presentar el movimiento Aufstehen (Levantarse), en Berlín, Alemania. EFE/ Alexander Becher

Wagenknecht se declaró "impresionada" porque, a los 80 iniciadores de Levantarse (entre los que se encuentran políticos del SPD, Los Verdes y La Izquierda, así como escritores, artistas, sindicalistas y profesores) se han sumado más de 100.000 personas en apenas un mes en internet.

La socialdemócrata Simone Lange, alcaldesa de Flensburg, animó a su partido, donde abundan los críticos con esta propuesta, a ver este movimiento como "una oportunidad".

Levantarse ha puesto en marcha una herramienta en su página web para hacer debates virtuales, con el ánimo de aportar propuestas a la política.