Público
Público

El Consejo de Seguridad de la ONU prepara una condena a Pyongyang

El organismo "deplora" el lanzamiento del satélite norcoreano mientras siguen las negociaciones para consensuar una "respuesta apropiada"

AGENCIAS

Mientras el Consejo de Seguridad de la ONU sigue prepara una "respuesta apropiada", los 15 miembros del organismo han "deplorado", de momento, el lanzamiento fallido del satélite norcoreano mediante un cohete de largo alcance.

"Los miembros del Consejo de Seguridad deploran un lanzamiento que viola las resoluciones 1.718 y 1.874", ha declarado la presidenta de turno del Consejo, la embajadora estadounidense Susan Rice, quien indicó que los quince seguirán adelante con las negociaciones para consensuar un mensaje contra Pyongyang.

Corea del Norte lanzó la pasada madrugada un cohete que se desintegró en pleno vuelo y se hundió en el mar. El fracaso no impidió la condena inmediata a la acción del régimen de Pyonyang por parte de las potencias occidentales y la convocatoria a una reunión de urgencia del máximo órgano de Naciones Unidas.

"Esto requiere una reacción inmediata e inequívoca del Consejo de Seguridad. Es una provocación que por supuesto condenamos", había dicho dijo el embajador alemán ante la ONU, Peter Wittig, antes de comenzar el encuentro. Mientras Estados Unidos, Corea del Sur y Japón denunciaron de inmediato la tentativa, Rusia, China e India fueron más mesurados y se limitaron a instar a todas las partes a la moderación.

"Esto requiere una reacción inmediata e inequívoca del Consejo de Seguridad"

La diplomática norteamericana evitó detallar si las negociaciones entre los miembros del Consejo resultarán próximamente en la emisión de un comunicado de prensa más extenso o bien de una declaración presidencial, ambos documentos que deben adoptarse con el voto afirmativo de los quince miembros. "Vamos a trabajar en esa dirección. Una reacción creíble es importante", añadió la diplomática antes de regresar a la sala del Consejo de Seguridad, donde hoy los quince tratan además de avanzar en las negociaciones sobre una resolución que autorice el envío de observadores a Siria.

El cohete portador Eunha-3 despegó a las 07:39 hora local (22.39 GMT del jueves) desde Tongchang-ri, en el norte del país, para explotar minutos después a unos 151 kilómetros de altura y precipitarse sobre el Mar Amarillo a entre 100 y 150 kilómetros de la costa surcoreana, según la versión oficial de Seúl. Varios países, con EEUU y sus aliados a la cabeza, habían instado en los últimos días al régimen norcoreano a desistir de su plan al considerar que esconde en realidad un ensayo encubierto de misiles balísticos.

Ban insta a Corea del Norte a no llevar a cabo "más acciones provocativas" 

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó a las autoridades de Corea del Norte a no llevar a cabo "más acciones provocativas que puedan aumentar la tensión en la región". "El lanzamiento del satélite es deplorable, ya que desafía la firme y unánime postura de la comunidad internacional", afirmó Ban en un comunicado de prensa.

Corea del Norte llevó a cabo una prueba similar a la de hoy en 2009, que le valió la condena del Consejo de Seguridad de la ONU, ante lo que el país comunista respondió retirándose de la mesa multilateral de negociación de su programa nuclear.

Las autoridades norcoreanas esperaban hacer coincidir la puesta en órbita del satélite con las celebraciones del centenario del nacimiento del fundador de la República Popular Democrática de Corea (RPDC), Kim Il-sung, el 15 de abril. El nuevo líder norcorenao Kim Jong-Un fue largamente aclamado el viernes por decenas de miles de personas reunidas en Pyongyang para la inauguración de las estatuas de su padre y su abuelo.

Más noticias de Internacional